El Blog de la Franquicia
Frankizia

    Perfiles de Franquiciados: ¿ Arte o Ciencia ?

    Una cuestión recurrente cuando trabajo para diferentes compañí­as franquiciadoras en temas de perfilado de candidatos es siempre la objetividad / subjetividad de la toma de la decisión, que suele generar dudas. En primer lugar un estudio sobre cuales son las habilidades y competencias de mis mejores "perfomers" de la red es algo claramente objetivo. Encajar asimismo esos datos con resultados objetivos de ventas y facturación sin duda continua siendo objetivo. Sin embargo al crear las herramientas ( cuestionarios, tests e identificadores de competencias) para trabajar con los candidatos y encajarlos la duda que surge es: ¿Dónde pongo en nivel de aceptar al candidato? ¿es eso objetivo o subjetivo? y si es subjetivo ¿para qué sirve todo lo trabajado?. Cuando las preguntas tienen respuesta larga y complicada suele ser que la pregunta esta mal dirigida. La previa es: "Si tienes dudas no perfiles" Si piensas que ese trabajo de objetivización de lo mejor que tienes para buscarlo en los "nuevos candidatos" no te va a ayudar también debes asumir que piensas que da igual el candidato que te venga, que no te importa si serí  bueno o malo y por extensión..(- lo siento) si le irá bien o mal, y sobre todo que a ti te da igual si lo va a hacer desde tu punto de vista muy bien, bien, regular o mal, básicamente parece sólo interesarte que contrate y que tengas un nuevo punto de venta y un franquiciado más. Es así­ guste o no sacar del puzzleAl perfilar candidatos e identificar sus caracterí­sticas para encontralos entre quienes quieren ser franquiciados, sin duda asumes que no todos los franquiciados son iguales y que prefieres crecer con perfiles que históricamente acrediten mejores resultados por ti, y también por ellos, porque la final como he dicho tantas veces merece lo mejor quién deposita su dinero, esperanzas y forma en la que va a vivir su vida los próximos años en un proyecto como el tuyo. Ahora bien, volviendo a cual es la pregunta, tal vez lo correcto sea pensar, ( pasando lo dicho por el tamiz empresarial) que un franquiciador pierde sentido sino crece y en consecuencia la decisión de quién entra en la red como franquiciado y quién no depende de un "entorno" de crecimiento, tesorerí­a y dirección que innegablemente influyen en la decisión. ¿Dónde está entonces la linea de la aceptación?. Pues sin duda esa es una decisión artí­stica y subjetiva que depende de quién dirige y en el entorno coyuntural en el que vive el "momento". En consecuencia los datos son objetivos y la decisión de hasta donde sirven y hasta donde no, claramente subjetiva e influenciada por el entorno y lo que yo digo son dos cosas:
    • el lí­mite de la decisión en la introducción de franquiciados está en aquellos casos que tienes la certeza objetiva de que va ir mal. Ser franquiciador implica una responsabilidad que no se puede eludir
    • Introducir perfiles "cojos" sólo tiene sentido cuando sabes de qué cojean y como se les puede ayudar, de ahí­ la necesariedad de los datos de perfilado objetivos, todos querriamos crecer con candidatos iguales a nuestro mejor franquiciado, pero eso es sencillamente imposible, así­ que los datos objetivos nos sirven de tamiz para saber donde estamos en términos de aceptación de un candidato.
    Habrá quien discuta esta idea sin duda, pero lo cierto es que ni siquiera tiene nada de nueva, ya un estudio del año 2002 presentado por la Profesora Lorelle Frazer presentado en "International Services marketing conference" en Brisbane (Australia) titulado "Dimensions of the Franchisee failure : insights from Franchisors and Franchisees"( no disponiblee en la red ) demostraba que a juicio de franquiciados y franquiciadores la mayor causa de fracaso en la franquicia eran los procesos de selección inadecuados. El estudio demostraba que los franquiciadores a menudo seleccionaban candidatos indaecuados por no tener procesos o si los habí­a no tenian criterios objetivos de selección lo que permitia que candidatos no preparados ( infra capitalizados, sin control emocional, sin aptitudes para el negocio o simplemente con expectativas sobrevaloradas) entrasen en el sistema. Lo grave es que el estudio provení­a, como titula, de las encuestas a franquiciadores y franquiciados sobre "fracasos" es decir quitando el eufemismo, sobre familias arruinadas, ilusiones rotas y pérdidas franquiciadoras a pesar de los ingresos iniciales. Desengañemonos el fracaso en franquicia no interesa a nadie. Significa frustración, pérdida de dinero y pérdida de marca. Hay que poner remedio con procesos profesionalizados de selección franquiciadora, cuyos datos objetivos serán insuficientes para seleccionar, si, porque la percepción subjetiva de las cosas y el momento marcarán decisiones, pero será mucho mejor que la "inspiración divina del aqui te pillo aqui te mato". Quién continue no seleccionando objetivamente es simplemente o inconsciente o cuanto menos despreocupado, por sus franquiciados... y por él mismo. Tags: , , , ,
    8788 visualizaciones.

    Ex-Militares y Franquicia

    militar saludandoVeo en mi revisión Internacional de Blogs rutinaria que Joel Libava, The Franchise King publica un interesante artí­culo " The Top 3 Reasons Why Military Veterans Make Great Franchise Owners" - "Las tres principales razones por las que los ex-militares son buenos Franquiciados" que ( que debiera hacernos reflexionar cuando todo el mundo se queja hoy de sus problemas para generar contactos debidamente segmentados (porque quiero creer que ya casi nadie cree que cualquiera puede ser franquiciado).

    El artí­culo se centra en esas tres razones que hacen que este colectivo de población sea particularmente bueno para ser franquiciado:

    • Habilidades de lí­der
    • Seguimiento de procesos
    • Constancia y perseverancia

    De hecho como comenta un exmilitar entrevistado en el artí­culo " toda mi vida profesional he sido educado para seguir ordenes, instrucciones y procesos". Y entre otros un franquiciador comenta:

    "They are among some of our best franchisees because they have the skills it takes to own and run a successful business – a mixture of leadership, hard work and dedication, and the ability to follow systems and procedures."

    (Están entre nuestros mejores franquiciados porque tienen las habilidades precisas para tener una franquicia de éxito: una mezcla de liderazgo, trabajo, dedicación y la capacidad de seguir los procesos)

    Pues esa es la cosa, "cultura del cumplimiento" donde la constancia y la perseverancia son de gran ayuda., donde no se duda ni se piensa, se cumple, y cualquier franquiciado al que le vaya bien tiene esa actitud en los procesos. Y además lidera su unidad siguiendo esa cultura

    Naturalmente debo decir que no se me ocurre diferencia alguna entre un ex militar americano y uno "español" en ese campo del cumplimiento con lo que si hay algún listo, a lo mejor hará lo que toca, que es buscar en ese estanque los peces que le convienen y quiere pescar. Sólo un dato, la International Franchise Association a través de su Comité VetFran ( comité para veteranos del Ejercito), se compromete a que el sistema de franquicia incorpore de una manera o de otra ( franquiciados, staff, etc..) a 80.000 veteranos. Como aquí­ vamos, Lo mismo.

    Obviamente NO todos los buenos franquiciados, son buenos para cualquier concepto de franquicia, pero ese es el peldaño siguiente, con que subamos al primero de momento ya me vale.

    Tags:


    5895 visualizaciones.

    ¿Es tu candidato un franquiciado ?

    La crisis reciente empieza a empujar a gente que jamás hubiera pensado en emprender a posicionarse como candidatos a franquiciados. La realidad aplasta y hay muchas personas, desgraciadamente demasiadas, que empiezan a percibir que va a resultar muy dificil o imposible volver a encontrar un puesto de trabajo por cuenta ajena, así­ que la perspectiva de procurarse sus propias ventas e inicar el camino de la emprendeduria parece ser una solución casi única.

    El problema básico es que la migración mental por la que debe pasar una persona acostumbrada a cobrar el dia 30 debe ser más completa que la mera necesidad de ver que es mejor invertir en un negocio por que si no el dinero que tienes te lo vas a ir gastando para atender a tus gastos regulares hasta que se acabe. Se trata de entender que ya no vas a vivir de las ventas de otros, sino de las tuyas y que eso supone vivir en una incertidumbre constante que te obliga a moverte, a pensar, a angustiarte, a reí­r y a llorar. Se trata de entender que la actividad emprendedora es una actividad de riesgo ( y si no me compran, o nadie quiere lo que vendo ?) de la que depende tu existencia, y hablando de Franquicia se trata de entender que esta actividad emprendedora reduce el riesgo por que alguién ya cometió todos los errores, conoce los problemas y sabe las respuestas, y que en consecuencia pagar por las soluciones ( aplicar procesos) es un camino más seguro que cometer errores por ti mismo.

    empatí­aObviamente todo en la vida tiene un precio, aquí­ el precio es que por esa reducción de riesgo ( que no seguridad de evitarlo porque eso no lo puede ni debe garantizar nadie), es perder la iniciativa estratégica de hacia donde debe ir el negocio, eso ya está pensado de antes y va dentro de lo que pagas por los royalties como franquiciado.

    El problema hoy, es que muchas personas que se acercan a la franquicia como candidatos no saben esas cosas y lo que es peor en muchos casos nadie se las explica, o se las explica mal o de forma no muy clara,...porque AY...!!!!! el eterno problema de la venta...es VENDER.

    Es mal negocio, porque las personas que entran en franquicia y no comprenden el sistema frecuentemente tampoco saben exactamente lo que el sistema les va a dar a cambio de sus pagos ( canon y royalties mensuales), así­ que lo que hacen es proyectar mentalmente lo que creen que la franquicia les va a dar. En consecuencia la probabilidad de que coincida con la realidad es remota, lo cual les acerca peligrosamente a la insatisfacción ( una vez más, la semilla de todo conflicto se halla en el proceso de venta).

    Hoy en dia se acerca mucha gente a la franquicia por obligación de invertir lo que les queda y realmente no son franquiciados porque o bien quieren emprender sin renunciar a la estrategia y sentirse libres de apostar por sus propios errores o bien porque están buscando un empleo y nada más ( y creen que autoempleo y empleo al final son la misma cosa !!! 🙁 )- obviamente esa no es la realidad, el autoempleo implica buscarse las ventas, no que te vengan dadas - ). Lo cierto es que unos y otros al entrar en el sistema solo hallan la decepción y generan dolores de cabeza al franquiciador. Pero claro por otro lado esta la enfermedad franquicia ( crecer como sea y en tiempos de crisis mejor) y lo que nadie toma en cuenta es todo lo que esta ecuación mortal puede conllevar como consecuencia:

    • Un franquiciado insatisfecho que no habla precisamente flores de la franquicia lo cual es un obstaculo para nuevas aperturas
    • La comunicación al resto de la red (franquiciados) por parte de éste de que las cosas no le van bien y que esto no chuta
    • La comunicación a su entorno de relaciones del mismo problema
    • Una atención constante por parte del franquiciador a este franquiciado debido a sus constantes quejas lo cual encarece su coste, ( y es bastante peor no atender a las quejas, porque es un autopista directa al conflicto)
    • Una mala relación que quema a las partes
    • Una sensación de frustración absoluta en el franquiciado que personalmente cree haber sido engañado, y que ha fallado a su familia por escoger mal y dejarse engañar
    • Una sensación de fastidio absoluta en el franquiciador porque en la mayorí­a de las ocasiones cree haber hecho las cosas bien y no entiende lo que pasa.

    Sigo ?

    Y lo que es peor, todo absolutamente evitable comprendiendo que sólo el 2 o 3% de los contactos finalizan en contrato de franquicia, que no todas las personas son franquiciadas y que un simple test o entrevista lo permite descubrir sin problemas ...y que no todos los franquiciados son adecuados para cualquier franquicia, pero de esto último ya hablo con más profundidad otro dia.

    Tags: ,


    5540 visualizaciones.

    Más de Perfiles de Franquiciados

    No ha mucho, leí­ en un revista online de franquicias la siguiente respuesta: Los requisitos de un candidato ? analizamos la cuenta de explotación posible y la viabilidad del proyecto en función de la ubicación.A partir de ahí­, el único requisito que debe cumplirse es aportar una garantí­a que cubra la operativa diaria. Nos queda que se suba al proyecto con ilusión y con ganas. Al final, él, como franquiciado, junto a su equipo van a ser fundamentales para el éxito final del proyecto, hablamos de una fórmula comercial pero detrás de ella hay personas. Supongo que ilusión y dinero, no son una mala combinación, incluso hasta necesaria, pero sinceramente corta, porque como el mismo que contesta dice, el franquiciado y su equipo van a ser fundamentales para el proyecto. La Franquicia funciona si se mantienen las patas del juego (sistema, ubicación y franquiciado), y cualquier silla de tres patas, si le falta una...se cae. La respuesta supone una preocupante despreocupación ( si se me permite) por profundizar en qué caracterí­sticas debe tener mi franquiciado, el mí­o...no que caracterí­sticas debe tener un franquiciado en general ( otro punto sobre el que tampoco hay demasiada preocupación). La cuestión es que mi candidato ideal, tiene una serie de habilidades y competencias que lo hacen ideal...y eso hay que identificarlo para nuevas busquedas, porque la ilusión y el dinero son una apuesta seguramente necesaria, pero insuficiente a todas luces, la motivación sin duda debe ir acompañada de una capacidad para conseguir el objetivo, porque por mucho que motivemos a un burro, y lo entrenemos, no va a ganar el "Grand National". La clave del perfil, va a estar sin duda en identificar entre nuestros mejores jugadores actuales, qué es lo que los hace mejores, y eso sin duda requiere un trabajo de profundidad, ¿quién es mejor franquiciado? ¿el que factura más? ¿el que pide menos asistencia para hacerlo bien? ¿el que tiene más iniciativa? ¿el que tiene menos? ¿el que acata ordenes? ¿el rebelde?. Cada cual que juegue sus cartas y que lo haga lo mejor que pueda, pero que lo haga. Lo de la ilusion y la pasta...recuerda a lo del mono y el cheque. A algunos, espero que a pocos, este discurso les molesta, porque preferieren un crecimiento voluntarista a un crecimiento sano, y me dirán que no hay monos con cheques, que hay personas y que la persona lo puede todo. Puede ser, pero es que yo hablo de otra cosa, yo hablo del sistema de franquicia, de sus reglas y como hay que hacerlo bien, y éstos hablan de lo que les conviene más para su negocio, ( según ellos), lo cual son dos cosas distintas. Tags: , ,
    6312 visualizaciones.

    Emprendedor de nombre, de apellido, franquiciado

    Suelo encontrar en muchos foros la pregunta "extraña" para mi de si un franquiciado es un emprendedor o no, o si es un emprendedor especial. No entiendo la pregunta demasiado bien, porque lo cierto es que no tengo ni idea de como se puede pensar que un franquiciado NO es un emprendedor. ¿Acaso no invierte? ¿Acaso no arriesga su inversión?, (menos riesgo seguro...pero riesgo al fin), ¿Acaso no depende de sus ventas y de su capacidad para conseguirlas, aunque sea con el sistema de otro, para sobrevivir? ¿Acaso no pierde si fracasa?. La cuestión se plantea porque a lo mejor existe un para mi ya "frustrante" mal concepto de lo que es franquicia, asumiendo al franquiciado como un distribuidor cautivo que debe hacer exactamente lo que se le dice, cosa que sinceramente no es así­. Un franquiciado sigue, y debe seguir sin duda las operaciones y el know-how del franquiciador, pero las habilidades para hacerlo dependen de él. No todo franquiciado es adecuado para cualquier franquicia, precisamente por ello es obvio que "la cualidad" del franquiciado supone un porcentaje importante del éxito (40% según estudios del "Franchise relationships institute" de Australia), lo cual le convierte una vez más en emprendedor cuando un porcentaje tan importante del éxito depende de su "perfomance" en el punto de venta. Probablemente otro error evidente al plantear la pregunta se halle en la creencia de que si "tiene que hacer lo que se le diga y ya está..." cualquier franquiciado vale. Pero eso no es así­ porque ninguno de los que así­ piensa está dispuesto a añadir a su afirmación que no hay riesgo alguno al adquirir una franquicia, y cuando el franquiciado falla le suelen echar las culpas a su "actividad" en el punto de venta. En definitiva que el que apuesta su dinero, hacienda y esperanzas en un negocio...sea franquiciado o no...es emprendedor...porque arriesga y depende de su éxito. Pero eso si, el que piense diferente tiene la ventaja de que no tiene que escoger candidatos, cualquiera le vale....y así­ vamos.
    6098 visualizaciones.

    Candidato a Franquicia: Atento al «Doble discurso»

    Con mucha alegrí­a los franquiciadores responsables, después de su discurso inicial con los candidatos suelen dirigirlos a que pregunten sus dudas a franquiciados ya existentes como muestra de honradez y transparencia. Lo cierto es que algunos sutilmente suelen dirigirlos a los franquiciados "convenientes" aunque lo cierto es que lo hagan o no, los franquiciados suelen preguntar a los franquiciados que les da la gana, ( a mi entender con buen criterio). En este punto se produce otro de los momentos "incontrolados" del proceso de expansión, tal como me ha hecho reflexionar John P Hayes en su post How Do You Avoid Double Talk When Interviewing Existing Franchisees?. En él pueden suceder dos cosas: a) El Franquiciado en cuestión teme la existencia de un franquiciado nuevo que visualiza como competencia si va a abrir cerca de su zona y si no a veces también, y de su percepción positiva de la franquicia minimiza el discurso para satanizarlo y a lejar al candidato del cierre o de su elección, cuando la realidad es que precisamente su contento con el negocio y el miedo a perderlo, son lo que le impulsa a hablar mal cuando piensa bien. Resultado: Candidato asustado y lejos del cierre y con una percepción erronea del sistema b) El Franquiciado en cuestión tiene una percepción negativa del sistema y teme que el Franquiciador sepa lo que va a revelar y que eso le suponga represalias comerciales y de relación y en ese caso hace exactamente lo contrario al ejemplo anterior, es decir, piensa mal y dice bien. En ambos casos el problema que surge es especialmente grave para el candidato que a través de una buena y diligente práctica para dar calidad y objetividad a su elección, sucumbe a un proceso perverso que ignora y no controla, como tampoco lo hace el franquiciador. Digamos que todo sucede en un lado "oscuro incontrolado" y fuera de su percepción. Para evitar los efectos de este problema, es mejor que el candidato ni mencione su zona ( o mienta respecto a ella) y que sobretodo pregunte a unos cuantos franquiciados, siempre la extensión del universo encuestado minimizará el margen de error y le dará mayor riqueza de opinión. En el caso del franquiciador tal vez serí­a una mejor una formación e información continuada para que la red entienda que el crecimiento de una franquicia es siempre positivo y aumenta las ventas, no reparte las que hay, porque el conocimiento de marca es una de las bases del sistema. En fin, un tema al que más vale estar atento, y en el que muchos viven en la luna de Valencia.
    3144 visualizaciones.

    Emotividad y Expansión en Franquicia

    A la hora de comercializar franquicia es raro ver a los franquiciadores ponerse en los zapatos del candidato a la hora de diseñar sus procesos de selección, ( obviamente...cuando los hay), aunque si no los hay tampoco se piensa mucho en él cuando se interactúa con él. El objetivo suele ser cortoplacista ( guiado frecuentemente por las necesidades de Tesorerí­a) o cuando no, sencillamente no se piensa mucho en lo que motiva al franquiciado o que necesita o sencillamente si es el adecuado para el concepto. Para un emprendedor candidato a franquicia que se acerca a ésta por primera vez, el "gusto o atracción" por el concepto en sí­ forman parte sin duda muy importante del impulso para avanzar. En otras palabras nadie quiere invertir para trabajar o gestionar en un negocio que no le gusta. El problema entonces viene cuando esa "emotividad" primer motor se traslada al ámbito de cualquier otra decisión, es decir, cuando todo lo que tiene decidir lo hace emotivamente y a la luz de ese "gusto inicial" por el concepto, con lo cual los parametros objetivos de su decisión se suelen olvidar ( cuando se observan) o sencillamente se valoran de forma muy...beningna. Los resultados de este "error" suelen ser catastróficos. Con independencia de que franquiciadores avezados o sedientos de nuevas unidades, se vuelquen de forma arrolladora sobre esos "cervatillos", (actitud cada vez menos frecuente aunque aún hoy persistente en porcentajes que me desagradan), o sencillamente que se aprovechen de esa circunstancia de forma inconsciente, la realidad es que se deberí­a ser consciente, muy consciente de lo irrentable y frustrantes que son esas ventas para todos. Al final un candidato que decide emotivamente es claramente un candidato poco preparado. Se puede "preparar", sencillamente esperar a que madure, o rechazar lisa y llanamente porque abrir para tener un conflicto posterior o para cerrar ni que sea dos años más tarde es algo en lo que sencillamente TODOS pierden dinero, tiempo y energí­as...y no está el patio para eso.
    5418 visualizaciones.

    ¿Fracasar en franquicia?: La culpa tiene dos caras

    La semana pasada via twitter llegué a un interesante post de Sean Kelly en FranBest titulado en traducción libre algo así­ como ¿Porqué fracasa la Franquicia y como remediarlo? (Why franchise fail and what to do about it?) Como siempre digo en mis cursos de conflictividad la moneda del fracaso como casi todo en franquicia tiene dos caras. Y el post ( publicado en dos partes ) las analiza a mi entender con la claridad de quién lleva años en esto ( bien trabajados, que también se pueden llevar años en esto mal trabajados). Todo parte de un Tweet de Jenny, una twittera franquiciada no identificada pero real que twittea la siguiente frase: "Never ever get involved in a franchise,I have signed a deal with the devil." (nunca volveré a estar en una franquicia. he firmado un pacto con el demonio) Naturalmente la curiosidad para un consultor en franquicia daba como para entrar en sus tweets y ver que:
    • Su foto en twitter la muestra tumbada perezosamente en un sofa
    • Su Bio poní­a: Operando una compañí­a de.... y desesperadamente buscando una conversación interesante
    Algunos de sus tweets recientes decí­an:
    • 12:59 PM Mar 10th sentada en mi tienda esperando una repentina "avalancha de clientes"
    • 12:13 PM Mar 18th Mirando por la ventana viendo como la vida pasa
    • 7:29 AM Mar 20th Preguntandome si haré algo hoy. tal vez debiera intentar algo de "marketing".
    • 1:09 PM Mar 23rd he pasado años escogiendo mis 5 albumes favoritos de facebook. Ya los he acabado y todo el mundo los puede ver. Me siento pretenciosa !!!
    Ni que decir tiene que en vez de intentar enlazar su twitter con cientos de potenciales clientes de su area de exclusividad, Jenny seguí­a entre otros famosos a Neil Diamond, a Britney Spears, Demi Moore..y a Barack Obama ( ¿?). Evidentemente Jenny esperaba que su unidad funcionase por si sola, no pone una foto de profesional energica si la de una "perezosa", y mira pasar el tiempo por la ventana. Como dice Sean en su post: "no hace falta tener una bola de cristal para ver que el negocio irá a la ruina y la unidad cerrará, salvo intervención divina". Jenny perdera su inversión su credito bancario ya tal vez su casa por impago de hipoteca. El arrendador tendrá un local improductivo y proximamente vací­o y no cobrará su cheque, y los proveedores de la maquinaria de imprenta ( a eso se dedica su franquiciador) la tendrán usada en su almacén sin producir. El Franquiciador perderá sus royalties de los próximos cinco años y la falta del royalty de publicidad debilitará su capacidad de aparecer en los medios, (los que sean). Naturalmente su reputación en la zona caerá, (habrá cerrado él a ojos de todos) y deberá revender la zona con dificultad y encima deberá explicar en su DIP ( para entendernos) este cierre. La cosa acabará en litigio y Jenny acusará al franquiciador de promesas irrealizables, de no darle el suficiente apoyo y en suma que su negocio es mentira. Y ni que decir tiene que el franquiciador dirá que Jenny no siguió ni el manual de operaciones ni la formación ni el sistema y que es responsable de su propio fracaso. Pero claro....
    • ¿quién escogió a Jenny?
    • ¿Era previsible este resultado con una buena selección y la correspondiente aplicación de unos criterios previos?.
    • Siendo así­ ¿ se podí­a haber reconducido a Jenny con una buena formación en ventas?
    • ¿Cómo llegó Jenny a la idea de que de pronto los clientes vendrí­an en avalancha?
    • ¿o es que a lo mejor no habí­a un programa de ventas claro que seguir por la franquiciada?
    Señores, como en el Evangelio: "quién este libre de culpa que tire la primera piedra". La expansión en franquicia es una cuestión de metodo y duro trabajo y no un mercado persa de "aquí­ te pilló aquí­ te mato" ( si tienes un cheque), porque si no la cosa acaba de forma desagradable. Con metodo no hay peligro. Suele salir bien y si te equivocas sabes donde y se puede arreglar.
    5752 visualizaciones.

    Algunos beneficios de la selección de candidatos

    Ultimamente gran parte de mi trabajo como consultor me lleva a la expansión. Hoy he estado trabajando muy profundamente en un track de selección de franquiciados y cuanto más trabajo y perfecciono estos programas me doy cuenta de los terriblemente efectivos y adecuados que son...para la gente con el perfil buscado. Lo cierto es que un buen trabajo de track de venta produce demasiados beneficios buscados por todos y que no se pueden obviar: - Al candidato le hacen el proceso previsible y totalmente transparente, si no le interesa lo va a ver enseguida, porque una secuencia ordenada de la "verdad" sobre la enseña, no deja lugar ni al engaño ni a la exaltación exagerada. - Permite secuenciar ordenadamente y temporalmente y en consecuencia agendar el lanzamiento de la actividad del franquiciado si es que esta se va a producir, permitiendo además que el proceso se estanque o avance en función del deseo del candidato. - Al franquiciador indudablemente le permite economizar su programa de expansión: lo que entra en el proceso lo hace porque así­ debe ser y coincide con el perfil del candidato para el que el proceso fue ideado. - Da tranquilidad y precisión a la enseña. Sabe que el candidato va por ese camino o simplemente y sin angustí­as: no va. Así­ que con tranquilidad a por otro. Son sólo algunos de los beneficios que una planificación ordenada de la seleción de candidatos produce, y que sin duda benefician a todos los que quieren ser "transparentes". Porque lo cierto es que la honestidad vende un huevo...con perdón de la expresión. (Y lo digo por experiencia)
    4082 visualizaciones.

    Errores del franquiciado al escoger

    Via Twitter,   ( si si, porque en twitter la gente linka cosas interesantes, que se pueden encontrar con su propio buscador) llega a mis ojos el interesante post: Franchises make sense in this economy. En él su autor además de resaltar el momento económico actual adecuado para la franquicia, ( con argumentos bastante tí­picos que no comparto, – prometo dedicar un post a esa cosa asumida de que es fantástico ser tu propio jefe y de lo fantástica que es la franquicia para los parados, y a lo poco bien que en mi opinión funcionan esas dos cosas en franquicia). La cosa es que cita también cuatro errores tí­picos del candidato a la hora de tomar su decisión que no me puedo resistir a trasladaros: Falta de un análisis personal: Mucha gente escoge el concepto por gusto, pero realmente no se pregunta si es adecuada para gestionarlo o si tiene las habilidades y competencias como para hacerlo. Búsqueda ineficiente o ausencia de la misma.Antes de escoger donde voy a poner mi dinero, comparar, inversiones, retornos, planes de marketing, estrategias y staffs parece algo que no convendrí­a olvidar pero que desgraciadamente la mayorí­a olvida. Por lo general exista cierta "prisa" por lo que me gusta, que algún vendedor barato de franquicia identifica y explota rápidamente. Luego vienen los disgustos. Falta de dinero para invertir. Mal común y más en estos dí­as..."lo que estoy dispuesto a invertir, se deberí­a convertir en el dinero que "tengo" para invertir, no en el que me van a prestar para hacerlo". Lo contrario lleva a situaciones en las que la cuenta de explotación puede no soportar el coste de la financiación, y llevar al franquiciado a la percepción que el modelo no es de éxito, cuando el modelo si lo es...lo que no es es un modelo gratuito, que es otra cosa. Ausencia de consejo. Curiosamente existe cierta tendencia de los candidatos a considerarse autosuficientes a la hora de establecer una tabulación del negocio que quieren escoger, evitando a abogados o expertos en franquicia, e incluso a veces a otros franquiciados, para que les den consejo en su elección. Como siempre digo, los franquiciados también tiene su responsabilidad en la elección y conviene tener claro los parámetros sobre los que fundamentarán su decisión.
    4803 visualizaciones.

    Etiquetas

    © elblogdelafranquicia. Diseñado por IndianWebs