El Blog de la Franquicia
Frankizia
|

Divina justicia «Apañola»

En los cursos de conflictividad comentamos con frecuencia lo pobre de la aproximación legal a los problemas que surgen en franquicia, y de hecho en el blog hemos comentado muchas veces que la solución judicial «jamás» va a resolver el problema. En estricta lógica es sólo una consecuencia del mismo con lo cual es imposible que una resolución judicial de salida o solución al problema.

Pero dicho esto, juicios «haylos» y uno de los elementos incontrolables de un juicio es claramente el juez. Un juez que con sus sabidurí­a y conocimientos debiera ser capaz de conectar realidades ( en este caso franquicia) con norma jurí­dica y en consecuencia dar una solución lógica y previsible de acuerdo con lo probado al pleito en cuestión.

jueces

La cosa es que rara vez va a pasar eso, porque los jueces en su entrenamiento estudian y memorizan muchas normas ( no sé exactamente para qué si están en los libros y en Internet ¿?), pero la realidad solo la viven en sus negros cuartos de estudio a la oposición durante años y en consecuencia su desconocimiento de la realidad lleva al punto que no son capaces de reconocerla en los textos legales y en consonancia los resultados son los que percibe la población en general, es decir, incomprensibles.

De franquicia,es triste decirlo, no saben mucho, como lo prueba el hecho de que cada vez que ponen una sentencia de franquicia explican lo que para ellos es franquicia, ( según algún que otro texto legal que encuentren), lo que atestigua que lo han tenido que buscar porque no lo tení­an claro.

La última «tonterí­a» por ser suave la acabo de leer en la sentencia de un juzgado de lo mercantil!!!!!! (que algo más debiera saber), cuando relaciona que la reputación en el mercado de una marca ( su notoriedad debe querer decir) determina que se pueda lesionar su know how por competencia desleal.

Es decir, en cristiano: que se le puede hacer competencia desleal por parte de los franquiciados a un franquiciador lesionando su «saber hacer aprendido» si la marca de éste no es muy notoria, con lo que el silogismo llevarí­a al absurdo que un franquiciador emergente necesariamente «no puede hacer las cosas bien» y en consecuencia siempre puede ser atacado por actos de competencia desleal por sus franquiciados.

Conclusión para el franquiciado: Aprenda de su franquiciador y luego cuando tenga todos los materiales y conocimientos rescinda el contrato y compita en el punto de venta que tení­a, no hay problema, si era «emergente» es que no lo podí­a haber hecho bien.

Patente de corso: «Matad a los pequeños por bien que lo hagan que así­ no podrán crecer»

Marchando uno de curso de franquicia para jueces!!!!!! oí­do barra.

12020 visualizaciones.

© elblogdelafranquicia. Diseñado por IndianWebs