El Blog de la Franquicia
Frankizia
|

Un prospecto «ni se ata, ni se marca».

Una persona que se acerca al sistema de franquicia por primera vez en su vida, es seguramente un emprendedor, pero también puede ser ( y muchas veces es ) un emprendedor «malgré lui» parafraseando a Molií¨re. Puede ser alguién que no ha alcanzado las expectativas previstas en su vida laboral, alguién que esta sufriendo por hasta cuando durará el dinero y hasta cuando podrá mantener a su familia, alguién perdido en la duda de si montar un negocio o no, o simplemente alguién con la decisión tomada pero temeroso de no saber elegir bien entre las montañas de información de portales, revistas y ferias, y sin saber tampoco trillar el grano de la paja de toda esa información.

Cada prospecto al final es una PERSONA. Con sus caracterí­sticas y perfil propio, adecuado o no para tal o cual actividad. Merece pues un trato y una consideración cercanas al que le darí­amos a un amigo en dificultades. No todos los candidatos valen para cualquier enseña, acercarnos a ellos sin contemplaciones a la búsqueda de una venta de presión, solo eleva el riesgo de fracaso si finalmente la persona en cuestión accede a entrar en el sistema. No podemos permitirnos ese error, si entra y no funciona financieramente es peor que si no hubiese entrado, porque la lógica del sistema de franquicia se halla en ingresar royalties durante muchos años, no en un canon de entrada. Hay que cuidar que los que entran vayan a funcionar y eso implica ser cuidadoso en la selección y olvidar la venta de presión.

Seleccionar bien…ese es el reto para crecer en franquicia. Simplemente porque a los que lo hacen, les va mejor que a los que no.

2661 visualizaciones.

© elblogdelafranquicia. Diseñado por IndianWebs