El Blog de la Franquicia
Frankizia
|

Franquicia y personalización

Como artí­culo nuevo tenéis publicado por Alberto Aguelo en la sección correspondiente el ensayo: ¿Franquicias de Alta cocina?.

El artí­culo explora a raí­z de un reportaje en el dominical del Mundo de la semana pasada «la franquiciabilidad de la Alta Cocina» y yo como siempre no me puedo resistir a dar mi opinión.

Con independencia de las cuestiones de rentabilidad que bien explora el artí­culo y que con acierto «rechaza» sin pruebas piloto aceptables, ( entre otras cosas porque la multilocalización de fracasos NO es franquicia), lo cierto es que los niveles de personalización de la Alta cocina hacen del todo punto infranquiciable el modelo por una cuestión básica: «En franquicia la calidad del resultado (producto o servicio) se basa en la propia excelencia del proceso, no en la maestrí­a de quién lo aplica», cuando sucede esto último, las «repeticiones» quedan limitadas al tiempo con el que cuenta «el maestro» por lo que la «multilocalización» se hace imposible, salvo que el maestro tenga el don de la ubicuidad, más propio de Dioses que de grandes cocineros.

diagonal servucción

Tal como os muestro en el gráfico adjunto, las reglas de la franquicia están en la parte izquierda y son ( multirepetición, multilocalización, grandes inversiones, marca y despersonalización). Los que incumplen estas reglas suelen tener unos resultados bastante malos y la historia de la franquicia española esta lleno de ellos, lo personalizado no se puede empaquetar ni enseñar, (depende de la maestrí­a) y en consecuencia no se puede franquiciar. Otra cosa diferente es que a los que hacen Alta cocina les vaya mejor o peor a nivel de rentabilidad, pero en cualquier caso si no les va bien, no hace falta que «clonen» el módelo para que otros pierdan no? 😉

Tags: ,

2737 visualizaciones.

© elblogdelafranquicia. Diseñado por IndianWebs