El Blog de la Franquicia

Franquicia y Estafa

FranquiciaMientras “franquicia” y “blog de la franquicia” me han aportado 22 y 44 entradas en el blog los últimos 7 días, la expresión “estafa en franquicia” ha aportado..20 !!!!. Muchas me parecen…no sé si se trata de un interés especial de un usuario o de varios, pero si al menos puedo aportar como abogado algunas luces sobre la cuestión,…seguro que ayudaran:

  • Para que haya estafa debe haber “engaño previo” es decir, el pretendido franquiciador ya sabe que no le va a ir bien al franquiciado y que el único que gana es él.
  • Lo dicho también vale para cuando el franquiciador esta “conscientemente” basando el negocio de franquicia en un desarrollo financiero que apoya su viabilidad únicamente en el canon de entrada ( y siempre a con el añadido de que el franquiciado no gane, si es así, pero el franquiciado gana, auqnue gane poco tampoco es delito).
  • Todo lo dicho hasta la fecha sobre conflicto y franquicia sirve y forma parte del entorno de conflictividad en el que hay que centrar el tema.

La Franquicia no es como muchos piensan un campo abonado a la estafa. La Franquicia es un sistema de expansión que mal utilizado puede ser un elemento de apoyo en una estafa, pero en si misma no entraña nada malo, de la misma forma que un cenicero no es un objeto peligroso salvo que lo utilizemos para machacarle la cabeza a otro.

Con relativa frecuencia se producen situaciones de conflictividad en la franquicia en las que el franquiciado se siente “estafado”, seguramente porque sus expectativas, (creadas improcedentemente en el proceso de venta, semilla de todo conflicto), no se han visto cumplidas, o porque por diversas circunstancias su unidad no funciona ( mala ubicación, falta de cumplimiento de los procesos, falta de servicio,..).

Esto tal como hemos analizado previamente no constituye una “estafa penal”, ( aunque coincido que en algún caso tal vez lo sea moral), pero ello no es óbice para que uno acuda sin reparo y embaucado por los cantos de sirena del algún penalista avezado, desconocedor del sistema de franquicia, a una jurisdicción penal que raramente le va a dar la solución. Normalmente el juez penal archiva sistemáticamente tales denuncias o querellas con un simple argumento: no ser los hechos constitutivos de delito o falta.

FranquiciasEstafas en franquicia, hay muy pocas. No dar el servicio adecuado, no cumplir con determinadas obligaciones, o sencillamente ser un “idiota irresponsable” que se lanza a franquiciar sin conocimiento de lo que se lleva entre manos, o mal asesorado, (de lo segundo hay más que de lo primero) no son ningún delito. Ser idiota nunca fue delito, aunque tal vez debiera serlo en estos casos. Pero a fecha de hoy no lo es, esa es la realidad.

A Franquicidores irresponsables o incumplidores, negociación para reparar o mejorar, o procedimiento civil, que al final los franquiciadores están en el mercado y generan dinero , por lo que es obvio que pueden reparar los daños causados.

En estos casos muchas veces existen situaciones en las que “bajas rentabilidades”, ( producto en su mayoría de bajas inversiones o excesivo apalanacamiento financiero) producen situacíones de sensación de engaño, que un simple analisis objetivo de inicio hubiera detectado. Al final cuando uno compra un mercedes por 1000 euros no puede “sentirse estafado”, porque el motor no va .

Lo cierto es que todo el mundo tiene derecho sentirse a estafado con lo que le dé la gana, pero la estafa penal se basa en algo que difícilmente se encuentra en la franquicia cual es el engaño previo.

Y en cualquier caso los que ganan dinero como franquiciados (mucho o poco) que se olviden de “estafas” y que autocriticamente se pregunten si escogieron bien, si quisieron creer en algo imposible, o simplemente si no analizaron nada.

Hay que hacer los deberes. Los franquiciados deben analizar bien su importante decisión…antes!!! y los franquiciadores por descontando deben saber lo que hacen y cumplir sus promesas.

Bookmark and Share

Franquicia y Estafa

Mientras “franquicia” y “blog de la franquicia” me han aportado 22 y 44 entradas en el blog los últimos 7 días, la expresión “estafa en franquicia” ha aportado..20 !!!!. Muchas me parecen…no sé si se trata de un interés especial de un usuario o de varios, pero si al menos puedo aportar como abogado algunas luces sobre la cuestión,…seguro que ayudaran:

  • Para que haya estafa debe haber “engaño previo” es decir, el pretendido franquiciador ya sabe que no le va a ir bien al franquiciado y que el único que gana es él.
  • Lo dicho también vale para cuando el franquiciador esta “conscientemente” basando el negocio de franquicia en un desarrollo financiero que apoya su viabilidad únicamente en el canon de entrada ( y siempre a con el añadido de que el franquiciado no gane, si es así, pero el franquiciado gana, auqnue gane poco tampoco es delito).
  • Todo lo dicho hasta la fecha sobre conflicto y franquicia sirve y forma parte del entorno de conflictividad en el que hay que centrar el tema.

La Franquicia no es como muchos piensan un campo abonado a la estafa. La Franquicia es un sistema de expansión que mal utilizado puede ser un elemento de apoyo en una estafa, pero en si misma no entraña nada malo, de la misma forma que un cenicero no es un objeto peligroso salvo que lo utilizemos para machacarle la cabeza a otro.

Con relativa frecuencia se producen situaciones de conflictividad en la franquicia en las que el franquiciado se siente “estafado”, seguramente porque sus expectativas, (creadas improcedentemente en el proceso de venta, semilla de todo conflicto), no se han visto cumplidas, o porque por diversas circunstancias su unidad no funciona ( mala ubicación, falta de cumplimiento de los procesos, falta de servicio,..).

Esto tal como hemos analizado previamente no constituye una “estafa penal”, ( aunque coincido que en algún caso tal vez lo sea moral), pero ello no es óbice para que uno acuda sin reparo y embaucado por los cantos de sirena del algún penalista avezado, desconocedor del sistema de franquicia, a una jurisdicción penal que raramente le va a dar la solución. Normalmente el juez penal archiva sistemáticamente tales denuncias o querellas con un simple argumento: no ser los hechos constitutivos de delito o falta.

Estafas en franquicia, hay muy pocas. No dar el servicio adecuado, no cumplir con determinadas obligaciones, o sencillamente ser un “idiota irresponsable” que se lanza a franquiciar sin conocimiento de lo que se lleva entre manos, o mal asesorado, (de lo segundo hay más que de lo primero) no son ningún delito. Ser idiota nunca fue delito, aunque tal vez debiera serlo en estos casos. Pero a fecha de hoy no lo es, esa es la realidad.

A Franquicidores irresponsables o incumplidores, negociación para reparar o mejorar, o procedimiento civil, que al final los franquiciadores están en el mercado y generan dinero , por lo que es obvio que pueden reparar los daños causados.

En estos casos muchas veces existen situaciones en las que “bajas rentabilidades”, ( producto en su mayoría de bajas inversiones o excesivo apalanacamiento financiero) producen situacíones de sensación de engaño, que un simple analisis objetivo de inicio hubiera detectado. Al final cuando uno compra un mercedes por 1000 euros no puede “sentirse estafado”, porque el motor no va . 🙁

Lo cierto es que todo el mundo tiene derecho sentirse a estafado con lo que le dé la gana, pero la estafa penal se basa en algo que difícilmente se encuentra en la franquicia cual es el engaño previo.

Y en cualquier caso los que ganan dinero como franquiciados (mucho o poco) que se olviden de “estafas” y que autocriticamente se pregunten si escogieron bien, si quisieron creer en algo imposible, o simplemente si no analizaron nada.

Hay que hacer los deberes. Los franquiciados deben analizar bien su importante decisión…antes!!! y los franquiciadores por descontando deben saber lo que hacen y cumplir sus promesas.

Bookmark and Share

Franquicia: errores en la elección

A veces da igual lo que se haga por ayudar a un franquiciado, no importa, el problema es sencillamente que fue mal elegido. Y ese tipo de problema aflora más cuando en circunstancias como ahora las ventas aprietan el panorama de manera muy dura y los más débiles de la clase van sacando notas peores sin remedio, básicamente porque no están en el curso que les toca o no estudian lo que deben.

Y ahora qué?….Dos son las opciones claras:

Una, ayudo hasta que el problema por su propia genética se deshaga como un azucarillo, dejando un franquiciado por el camino que en cualquier caso ve que se ha hecho por él todo lo que se ha podido.

Dos, si la actitud es más agresiva y afecta a la colectividad, ( porque si…los franquiciados se comunican entre ellos a la velocidad de la luz), lo lógico es coger tijera y rescindir.

Si surgiera una situación así os sugiero que repaséis el video que os colgué hace un año

En cualquier caso sobre nuestra responsabilidad como franquiciadores recaerá la mala elección efectuada en su día, y como mínimo de ese error habría que aprender muchas cosas, ….para próximas elecciones. Sic

Tags: , ,

Bookmark and Share

Para aprender de otros: Reflexiones de “no seleccionar”

Hoy por la mañana en los Juzgados de lo Mercantil de Barcelona un franquiciador tiene la vista de sus medidas cautelares solicitando el cierre de un franquiciado mal seleccionado que desde hace 4 meses usa su know how y materiales después de rescindir el contrato al mes y medio de abrir, compitiendo deslealmente en el territorio que le había concedido en exclusiva sin respetar la clausula contractual de 1 año de no competencia.

Presumiblemente concederan el cierre, y sino a apelar. En cualquier caso después habrá que ejecutar el cierre y posteriormente afrontar la complejidad de la causa principal sobre si fue buen o mal franquiciador o cumplió o no con su obligación, o si el ex-franquiciado es un jeta.

Salga lo que salga, habrá apelación y dentro de unos dos años si no hemos pactado nada por enmedio el asunto se resolverá de una manera u otra. Mientras, gastos de abogado, quebraderos de cabeza y noches sin dormir pensando en lo que no produce ingresos sino en lo que los inhibe.

Da igual el canon de entrada…¿a que hubiera sido mejor “seleccionar”?

Bookmark and Share

La rescisión anticipada en el contrato de franquicia

El franquiciador y franquiciado cuando suscriben un acuerdo de franquicia tienen la intención que su relación dure como los matrimonios, toda la vida. Pero por desgracia no siempre es así y puede que nos encontremos con una rescisión anticipada del mismo promovida bien por el franquiciador bien por el franquiciado dependiendo de quién ha incumplido y de las causas de la misma.

¿ Pero qué conduce al franquiciador a rescindir el contrato? La práctica nos demuestra que las causas por las que el franquiciador solicita la rescisión del contrato de franquicia suelen ser normalmente las siguientes:

  • Impago reiterado de las prestaciones económicas por parte del franquiciado.
  • No seguir las directrices de la franquicia.
  • No respetar las cláusulas de exclusividad.
  • Impagar y ejercer a su vez competencia desleal.

Es importante regular en el propio contrato de franquicia las consecuencias de una rescisión anticipada del mismo. Muchos contratos de franquicia establecen una rescisión automática ante el incumplimiento de cualquier obligación por parte del franquiciado y únicamente es necesario notificarle la voluntad de rescindir y la causa de la misma. Este tipo de política contractual genera en el franquiciado la percepción de que el sistema de franquicia es un sistema rígido en el que cualquier incumplimiento puede implicar verse expulsado de la cadena. Dicha consecuencia es en cualquier caso, totalmente antagónica con el discurso que recibe durante el proceso de venta de la franquicia y únicamente perjudica la gestión de la cadena.

Algunos contratos también establecen determinados plazos de preaviso, que suelen ser generalmente de un mes, para subsanar dichos incumplimientos, por lo que, se establece un plazo para llevar a cabo la rescisión.

Hay otros sistemas más efectivos y recomendables tales como establecer en el contrato una gradación de las sanciones en muy graves, graves y leves dependiendo del incumplimiento que se produzca ya que no es lo mismo estar realizando competencia desleal al franquiciador en el punto de venta que por ejemplo, no seguir determinadas normas técnicas del Manual Operativo.

Por el contrario, no es habitual establecer en el contrato de franquicia cláusulas de rescisión anticipada ante un incumplimiento del franquiciador. En este caso, y ante cualquier conflicto se aplicaría la normativa civil común que entraría como supletoria, por la que, el franquiciado puede exigir al franquiciador que cumpla con su obligación o bien solicitar la rescisión del contrato de franquicia, lo que genera en ambos casos la correspondiente indemnización por daños y perjuicios.

En definitiva, para tener un buen contrato no únicamente debemos tener en cuenta la normativa, sino intentar, entre otras cosas, gestionar el conflicto desde el propio contrato. Aquí como hemos visto hoy, juega un papel importante la regulación en el acuerdo de franquicia de las consecuencias de una rescisión anticipada ante un incumplimiento de las partes.

Tags: contrato, franquicia, incumplimiento, rescisión anticipada, sanciones

Bookmark and Share