El Blog de la Franquicia

Localización de Local y Know How de la Franquicia: ¿Tú o yo?. Yo

 No ha mucho que escribí en relación a este tema en ¿Local o Franquiciado: Huevo o Gallina?:

“que buscar y encontrar local en franquicia es una tarea casi profesional que difícilmente debiera recaer en manos del candidato, por mucha supervisión de la central que tenga”

Basaba mi afirmación en que la elección del local dependía de criterios “profesionales” (de conocimiento de los puntos de venta de la enseña y del mercado inmobiliario y de la zona ) que lógicamente debían formar parte del “know-how” que se trasmite al franquiciado al inicio de la relación. Y digo al inicio de la relación, porque es muy frecuente que al no ser la elección del local un proceso secuenciado, ( cuantas veces he visto decir SI al primer local que emocionalmente escoge el franquiciado !!!!), que el candidato/ franquiciado asuma con naturalidad que es algo que debe hacer él.

Lo cierto es que los candidatos tiene mucha tendencia a hacerlo porque piensan que eso no forma “exactamente” parte del know how de la enseña, cosa que ocurre probablemente porque si existe un conocimiento de como localizar un local de posible unidad, no es un conocimiento uniforme y sistemático, si no que se halla más bien en la mente/ mentes de alguién /es de la organización.

El problema es que eso representa un peligro claro porque al final el triangulo del éxito en franquicia es muy chiquitito y depende de las tres variables que vemos en el esquema:

 

El fallo de cualquiera de ellas, eleva exponencialmente la posibilidad de fracaso. En nuestro caso, de nada sirve un buen franquiciado y un buen modelo de éxito si la ubicación es desacertada. Por ello dejar que el franquiciado se ocupe de algo que no sabe como hacer y que va a decidir “emocionalmente” porque no tiene más parámetros y/o porque sencillamente en central no se tienen o si se tienen nadie se preocupó de sistematizarlos es sencillamente correr un riesgo tonto, porque conocer y parametrizar la selección de una ubicación en una enseña es un esfuerzo muy pequeño que va contra el riesgo de fracaso en una mala ubicación. No vale la pena !!!!

Y aquí como todo en franquicia, la inspiración o la nariz no valen, lo que cuenta es proceso, proceso y proceso…que por eso somos franquicia.

Bookmark and Share

¿Local o Franquiciado: Huevo o Gallina?

Resulta interesante la cuestión y seguramente como la cuestión del huevo o la gallina, requiere respuestas diferentes en función del momento económico que se viva.

Hoy mi respuesta ante el declive evidente del mercado inmobiliario y la “menor dificultad” (digamoslo así) de negociar contratos, sugiere que primero pongamos el huevo antes de la gallina, es decir, mejor tener primero el local que al franquiciado. Claro que muchos sugerirán que mejor el franquiciado antes, lo cual implica someterlo después a un interesante via crucis a la búsqueda de un local adecuado.

Porque buscar locales “adecuados” no es tarea fácil, hay que conseguir que el precio de alquiler del local encaje en la ecuación de las “posibles ventas” ( casilla mágica), que encaje la forma geométrica del local y sus características, que el local además encaje en la calle y superar un montón de incógnitas indesvelables muchas veces como: ¿porque se va el anterior inquilino, o hace cuantó se fue?¿la calle es tan buena como parece?¿hay obras proyectadas en mi acera?¿la licencia de actividad que quiero es posible en el local?. Luego esta el problema de negociar las condiciones, ( tiempo, opciones de compra, renta, gastos, reformas, condiciones de subrogación, fianzas, avales, penalizaciones etc…)

En definitiva, que buscar y encontrar local en franquicia es una tarea casi profesional que difícilmente debiera recaer en manos del candidato, por mucha supervisión de la central que tenga. Así las cosas parece más buena idea tener un set de locales adecuados localizados y medio apalabrados, ( el punto al que hay que tener llevado el proceso de casi cierre, depende ya de la maestría y experiencia de cada uno), pero lo cierto, es que mientras se busca franquiciado, se puede ganar tiempo con el local, ( ayuda para ello de inmobiliarias hoy se puede tener las que se quiera).

Al final el proceso de entrada de un franquiciado en la cadena queda mucho más “redondo” si somos capaces de presentarle al prospecto cuando está decidido, una “terna” mágica de locales que a su elección sólo dejaran para finalizar el proceso, la firma simultanea de contrato de franquicia y subsiguente de alquiler.

Lo otro ( que busque local con el contrato de franquicia firmado) es condenarle a perseguir “gallinas”, cuando no es para eso para lo que le seleccionamos.

Bookmark and Share