El Blog de la Franquicia

Entorno legal y franquicia

Gracias a @PaulSegreto leo en Nation´s Restaurant News como el despacho internacional DLA Piper ilustra a los Franquiciadores estadounidenses con los 9 casos más significativos del 2009 en franquicia con la idea de que en sus políticas actuales diseñen sus estrategia adelantándose a las decisiones de los tribunales y las interpretaciones que estos hacen en los casos de franquicia.

Evidentemente para la publicación de estos datos y de la importancia de las claves de cada uno de ellos en cada caso,(relativos a impuestos, marca, terminación de contrato, competemcia desleal,etc… ha requerido la autorización de los clientes ( que obviamente se la han dado). Ni se me ocurre pensar que podría ser si se plantease un propuesta así aquí en España, a pesar de que obviamente ayudaría al crecimiento de todos y del sistema.

Ya me imagino a sesudos abogados expertos en franquicia, mesándose los cabellos por tamaño despropósito…y a mi que me parece una idea genial!!!. (los franquiciadores tampoco lo autorizarían).

Obviamente en nuestro caso como nuestros jueces no se enteran mucho igual la cosa no serviría de demasiado, porque aquí en general cada uno resuelve como “le pica” aquel día, y no tenemos la interesante institución del precedente pero al menos aprenderíamos los unos de los otros…Uyyyy que grave sería !!!!!si, si…fatal

Bookmark and Share

Franquicia y Estafa

FranquiciaMientras “franquicia” y “blog de la franquicia” me han aportado 22 y 44 entradas en el blog los últimos 7 días, la expresión “estafa en franquicia” ha aportado..20 !!!!. Muchas me parecen…no sé si se trata de un interés especial de un usuario o de varios, pero si al menos puedo aportar como abogado algunas luces sobre la cuestión,…seguro que ayudaran:

  • Para que haya estafa debe haber “engaño previo” es decir, el pretendido franquiciador ya sabe que no le va a ir bien al franquiciado y que el único que gana es él.
  • Lo dicho también vale para cuando el franquiciador esta “conscientemente” basando el negocio de franquicia en un desarrollo financiero que apoya su viabilidad únicamente en el canon de entrada ( y siempre a con el añadido de que el franquiciado no gane, si es así, pero el franquiciado gana, auqnue gane poco tampoco es delito).
  • Todo lo dicho hasta la fecha sobre conflicto y franquicia sirve y forma parte del entorno de conflictividad en el que hay que centrar el tema.

La Franquicia no es como muchos piensan un campo abonado a la estafa. La Franquicia es un sistema de expansión que mal utilizado puede ser un elemento de apoyo en una estafa, pero en si misma no entraña nada malo, de la misma forma que un cenicero no es un objeto peligroso salvo que lo utilizemos para machacarle la cabeza a otro.

Con relativa frecuencia se producen situaciones de conflictividad en la franquicia en las que el franquiciado se siente “estafado”, seguramente porque sus expectativas, (creadas improcedentemente en el proceso de venta, semilla de todo conflicto), no se han visto cumplidas, o porque por diversas circunstancias su unidad no funciona ( mala ubicación, falta de cumplimiento de los procesos, falta de servicio,..).

Esto tal como hemos analizado previamente no constituye una “estafa penal”, ( aunque coincido que en algún caso tal vez lo sea moral), pero ello no es óbice para que uno acuda sin reparo y embaucado por los cantos de sirena del algún penalista avezado, desconocedor del sistema de franquicia, a una jurisdicción penal que raramente le va a dar la solución. Normalmente el juez penal archiva sistemáticamente tales denuncias o querellas con un simple argumento: no ser los hechos constitutivos de delito o falta.

FranquiciasEstafas en franquicia, hay muy pocas. No dar el servicio adecuado, no cumplir con determinadas obligaciones, o sencillamente ser un “idiota irresponsable” que se lanza a franquiciar sin conocimiento de lo que se lleva entre manos, o mal asesorado, (de lo segundo hay más que de lo primero) no son ningún delito. Ser idiota nunca fue delito, aunque tal vez debiera serlo en estos casos. Pero a fecha de hoy no lo es, esa es la realidad.

A Franquicidores irresponsables o incumplidores, negociación para reparar o mejorar, o procedimiento civil, que al final los franquiciadores están en el mercado y generan dinero , por lo que es obvio que pueden reparar los daños causados.

En estos casos muchas veces existen situaciones en las que “bajas rentabilidades”, ( producto en su mayoría de bajas inversiones o excesivo apalanacamiento financiero) producen situacíones de sensación de engaño, que un simple analisis objetivo de inicio hubiera detectado. Al final cuando uno compra un mercedes por 1000 euros no puede “sentirse estafado”, porque el motor no va .

Lo cierto es que todo el mundo tiene derecho sentirse a estafado con lo que le dé la gana, pero la estafa penal se basa en algo que difícilmente se encuentra en la franquicia cual es el engaño previo.

Y en cualquier caso los que ganan dinero como franquiciados (mucho o poco) que se olviden de “estafas” y que autocriticamente se pregunten si escogieron bien, si quisieron creer en algo imposible, o simplemente si no analizaron nada.

Hay que hacer los deberes. Los franquiciados deben analizar bien su importante decisión…antes!!! y los franquiciadores por descontando deben saber lo que hacen y cumplir sus promesas.

Bookmark and Share

Franquicia y Estafa

Mientras “franquicia” y “blog de la franquicia” me han aportado 22 y 44 entradas en el blog los últimos 7 días, la expresión “estafa en franquicia” ha aportado..20 !!!!. Muchas me parecen…no sé si se trata de un interés especial de un usuario o de varios, pero si al menos puedo aportar como abogado algunas luces sobre la cuestión,…seguro que ayudaran:

  • Para que haya estafa debe haber “engaño previo” es decir, el pretendido franquiciador ya sabe que no le va a ir bien al franquiciado y que el único que gana es él.
  • Lo dicho también vale para cuando el franquiciador esta “conscientemente” basando el negocio de franquicia en un desarrollo financiero que apoya su viabilidad únicamente en el canon de entrada ( y siempre a con el añadido de que el franquiciado no gane, si es así, pero el franquiciado gana, auqnue gane poco tampoco es delito).
  • Todo lo dicho hasta la fecha sobre conflicto y franquicia sirve y forma parte del entorno de conflictividad en el que hay que centrar el tema.

La Franquicia no es como muchos piensan un campo abonado a la estafa. La Franquicia es un sistema de expansión que mal utilizado puede ser un elemento de apoyo en una estafa, pero en si misma no entraña nada malo, de la misma forma que un cenicero no es un objeto peligroso salvo que lo utilizemos para machacarle la cabeza a otro.

Con relativa frecuencia se producen situaciones de conflictividad en la franquicia en las que el franquiciado se siente “estafado”, seguramente porque sus expectativas, (creadas improcedentemente en el proceso de venta, semilla de todo conflicto), no se han visto cumplidas, o porque por diversas circunstancias su unidad no funciona ( mala ubicación, falta de cumplimiento de los procesos, falta de servicio,..).

Esto tal como hemos analizado previamente no constituye una “estafa penal”, ( aunque coincido que en algún caso tal vez lo sea moral), pero ello no es óbice para que uno acuda sin reparo y embaucado por los cantos de sirena del algún penalista avezado, desconocedor del sistema de franquicia, a una jurisdicción penal que raramente le va a dar la solución. Normalmente el juez penal archiva sistemáticamente tales denuncias o querellas con un simple argumento: no ser los hechos constitutivos de delito o falta.

Estafas en franquicia, hay muy pocas. No dar el servicio adecuado, no cumplir con determinadas obligaciones, o sencillamente ser un “idiota irresponsable” que se lanza a franquiciar sin conocimiento de lo que se lleva entre manos, o mal asesorado, (de lo segundo hay más que de lo primero) no son ningún delito. Ser idiota nunca fue delito, aunque tal vez debiera serlo en estos casos. Pero a fecha de hoy no lo es, esa es la realidad.

A Franquicidores irresponsables o incumplidores, negociación para reparar o mejorar, o procedimiento civil, que al final los franquiciadores están en el mercado y generan dinero , por lo que es obvio que pueden reparar los daños causados.

En estos casos muchas veces existen situaciones en las que “bajas rentabilidades”, ( producto en su mayoría de bajas inversiones o excesivo apalanacamiento financiero) producen situacíones de sensación de engaño, que un simple analisis objetivo de inicio hubiera detectado. Al final cuando uno compra un mercedes por 1000 euros no puede “sentirse estafado”, porque el motor no va . 🙁

Lo cierto es que todo el mundo tiene derecho sentirse a estafado con lo que le dé la gana, pero la estafa penal se basa en algo que difícilmente se encuentra en la franquicia cual es el engaño previo.

Y en cualquier caso los que ganan dinero como franquiciados (mucho o poco) que se olviden de “estafas” y que autocriticamente se pregunten si escogieron bien, si quisieron creer en algo imposible, o simplemente si no analizaron nada.

Hay que hacer los deberes. Los franquiciados deben analizar bien su importante decisión…antes!!! y los franquiciadores por descontando deben saber lo que hacen y cumplir sus promesas.

Bookmark and Share

Divina justicia “Apañola”

En los cursos de conflictividad comentamos con frecuencia lo pobre de la aproximación legal a los problemas que surgen en franquicia, y de hecho en el blog hemos comentado muchas veces que la solución judicial “jamás” va a resolver el problema. En estricta lógica es sólo una consecuencia del mismo con lo cual es imposible que una resolución judicial de salida o solución al problema.

Pero dicho esto, juicios “haylos” y uno de los elementos incontrolables de un juicio es claramente el juez. Un juez que con sus sabiduría y conocimientos debiera ser capaz de conectar realidades ( en este caso franquicia) con norma jurídica y en consecuencia dar una solución lógica y previsible de acuerdo con lo probado al pleito en cuestión.

jueces

La cosa es que rara vez va a pasar eso, porque los jueces en su entrenamiento estudian y memorizan muchas normas ( no sé exactamente para qué si están en los libros y en Internet¿?), pero la realidad solo la viven en sus negros cuartos de estudio a la oposición durante años y en consecuencia su desconocimiento de la realidad lleva al punto que no son capaces de reconocerla en los textos legales y en consonancia los resultados son los que percibe la población en general, es decir, incomprensibles.

De franquicia,es triste decirlo, no saben mucho, como lo prueba el hecho de que cada vez que ponen una sentencia de franquicia explican lo que para ellos es franquicia, ( según algún que otro texto legal que encuentren), lo que atestigua que lo han tenido que buscar porque no lo tenían claro.

La última “tontería” por ser suave la acabo de leer en la sentencia de un juzgado de lo mercantil!!!!!! (que algo más debiera saber), cuando relaciona que la reputación en el mercado de una marca ( su notoriedad debe querer decir) determina que se pueda lesionar su know how por competencia desleal.

Es decir, en cristiano: que se le puede hacer competencia desleal por parte de los franquiciados a un franquiciador lesionando su “saber hacer aprendido” si la marca de éste no es muy notoria, con lo que el silogismo llevaría al absurdo que un franquiciador emergente necesariamente “no puede hacer las cosas bien” y en consecuencia siempre puede ser atacado por actos de competencia desleal por sus franquiciados.

Conclusión para el franquiciado: Aprenda de su franquiciador y luego cuando tenga todos los materiales y conocimientos rescinda el contrato y compita en el punto de venta que tenía, no hay problema, si era “emergente” es que no lo podía haber hecho bien.

Patente de corso: “Matad a los pequeños por bien que lo hagan que así no podrán crecer”

Marchando uno de curso de franquicia para jueces!!!!!! oído barra.

Bookmark and Share