El Blog de la Franquicia

Un Multifranquiciado singular que busca volumen

El último proyecto en el que me hallo involucrado como consultor de Franquicia es ATLANTA una sociedad multifranquiciada formada por inversionistas que en su bussines plan prevee un crecimiento de hasta 40 unidades en 3 años. Su estrategia se basa en acuerdos con compañías franquiciadoras que cumplan su perfectamente pensado perfil y que consiste en:

  • Inversión de entre 200.000 y 300.000 euros.
  • Dedicadas al mundo de la restauración con un ticket medio de compra no superior a 15/20 euros.
  • Que generen un cash flow anual de entre 100.000 y 120.000 euros.

Lo interesante de este proyecto es su enorme capacidad de financiación generada por el propio cash flow de las unidades franquiciadas, y la imaginativa forma con la que se paga la inversión inicial ( muy pensada y basada en ayudas y en financiación propia). El equipo gestor al frente del proyecto tiene experiencia y «voluntad inquebrantable de vencer», y consciente de sus limitaciones en sus acuerdos con franquiciadores preferentemente cede la gestión, (pagada) a las cadenas franquiciadoras a las que a su vez exige un compromiso con las cuentas de explotación pactadas previamente entre ambos.

En definitiva, lo innovador del modelo, ( y de ahí mi mención a él en el blog, más que por mi participación ), además de la imaginación que vierte en su desarrollo financiero es que permite al franquiciador conservar el 20 % de la unidad si quiere o bien consigue franquiciados que le lleven la gestión desde el inicio en conexión con la central y en menos de tres años se puedan hacer con una unidad por el 40% de su precio. (opción a la que las propias centrales pueden acceder)

Inicialmente y hasta enero las aperturas del proyecto se van a centrar en la Comunidad de Madrid, pero posteriormente se ampliará el proyecto al resto de España. ATLANTA ya ha llegado a acuerdos con diversas cadenas del perfil indicado y prevee sus primeras aperturas para julio de este año en puntos muy estratégicos de Madrid y mediante el aprovechamiento de las sinergias de diferentes enseñas ubicadas en locales muy cercanos que constituirán un interesante polo de atracción y de obtenciones de rentas de local muy interesantes.

Un proyecto a seguir y los interesados en tener una franquicia de este tipo por el 40% de su precio ya saben a donde acudir.

DISCLAIMER. Mi participación en el proyecto es estrictamente profesional como consultor y como broker sin pertenecer al accionariado ni al staff de dirección.

Tags: , ,

Bookmark and Share

Innovar y destruir….

Hoy he finalizado el dia en el ICAB dando clase «Innovación» y comentando algo que alguna vez hemos enunciado en este blog y es que para innovar hay que destruir lo aprendido previamente. Concretamente innovar supone destruir procesos, cultura ( valores ), estructuras y despreciar los activos del pasado.

Sin embargo comentabamos con los alumnos en clase, (todos ellos abogados), que lo verdaderamente complicado era asumir el cambio de paradigma, aceptar que con «lo antiguo» ya no ibamos a funcionar bien, a pesar de que es con lo que precisamente habíamos funcionado bien hasta ahora.

En nuestro sistema de franquicia sucede lo mismo, los parámetros del pasado, de los crecimientos exponenciales y del banco «SI» ya se han acabado, y ahora se trata de innovar para sobrevivir. Aceptar estas mermas de crecimiento, la ausencia de capital o deuda para crecer, y la bajada de las ventas, supone buscar nuevas formas de ser rentables que probablemente implicarán destrucción de procesos, valores, puestos de trabajo y estructuras. Se acabó la época del despilfarro y del todo a lo grande, ahora hay que hacerlo todo bien y de forma eficiente en la «central» para que ésta pueda sobrevivir y dar servicio a sus franquiciados, con menos ventas y además ganar dinero.

Ahora vienen los tiempos de la eficiencia, del «cloud computing», y del apalancamiento en tecnología. Nuevos parámetros de un paradigma que ha cambiado radicalmente y al que hay que adaptarse o probablemente morir, aunque sea lentamente.

Cambiemos el «crecer a toda costa», por el «más inteligencia y menos materia». O simplemente sigamos con lo de siempre para acabar como nunca. La elección es de cada cual.

Tags: , ,

Bookmark and Share