El Blog de la Franquicia

Franquicia: Un módelo de exito

En estos días en los que la conflictividad en la franquicia está más de moda de lo que debiera parecer, algunos conflictos surgen como consecuencia de algo que asumimos como exacto. La Franquicia es clonar un módelo de negocio de éxito. Cierto.

Pero aún así Franquicia no son “mates” y en consecuencia si bien es cierto que los aperturas de tiendas en regímen de franquicia tienen un ratio muy elevado de continuación y éxito, (como debe ser) lo cierto es que el éxito no está asegurado.  Hay un porcentaje (no muy elevado, entorno al 15 %) de fracasos por diferentes causas que naturalmente unos atribuyen a los otros. Y seguramente las culpas o van repartidas o la mitad de las veces tienen la culpa unos y la otra mitad los otros.

En verdad lo que trasciende a todo esto es que en toda cadena de franquicias hay que asumir que “obligatoriamente” y por diferentes motivos va a haber fracasos y que hay que estar preparado para ellos y tener protocolos de salidas dignas. No vale siempre el (la culpa es de él) simplemente porque no soluciona nada.

Me ha invitado a esta reflexión un  interesante artículo que he encontrado “Five franchise Tips” en el que se recomiendan a los posibles franquiciados como norma primera que tengan presente esta reflexión. Un módelo de éxito no garantiza “tu éxito” y eso es algo que hay que tener muy presente antes de adquirir una franquicia, porque si se piensa en esta posibilidad se trabaja mejor en la fase de selección y aceptación de la franquicia y se trabaja duro para desarrollarla, ( que también es como debe ser) y en consecuencia, uno se aleja del conflicto porque su fracaso esta lejos y uno piensa que efectivamente el éxito depende más de él.

De hecho es así, los estudios de Greg Nathan en Franchise relationships de Australia demuestran que el 40 % del éxito de la unidad depende del desarrollo que haga el franquiciado de la misma conforme a las reglas del negocio de franquicia que “sólo representan” el 60% del éxito.

Si se quiere repartamos culpas, pero trabajemos por nuestro éxito. 😉

Bookmark and Share

Gestion de franquicia y La Luna

Siempre que hablo de gestionar la relación de una cadena de franquicia y de la importancia de ello, me encuentro con caras que me miran como si acabase de llegar del espacio, lo cual en el cuarenta aniversario de la primera huella del hombre en la Luna me recuerda a la graciosa anécdota de Neil Amstrong ya muy difundida pero que resumiré brevemente.

Cuando Neil Amstrong hace 40 años puso su primer pie en la Luna, pronunció la famosa frase: “Buena suerte Mr. Gorsky” intercambiando otras palabras que no pasarían a la historia, excepto por la frasecita que fue el quebradero de cabeza para muchos durante décadas.

Aquello desató más de una polémica, y cada vez que le preguntaban a Armstrong sobre la frase, él sonreía, pero sin soltar prenda. En algún momento, se pensó que se trataba de un mensaje para algún astronauta de la rival Unión Soviética, pero no había nadie en sus programa espaciales con tal nombre, por lo que la enigmática frase continuó siendo un misterio.

Hace tiempo (en 1995) un reportero sacó a relucir el tema, y Armstrong finalmente respondió ya que, según dijo, el señor Gorsky había muerto y no había por qué continuar con el misterio.

De niño, Armstrong jugaba béisbol un día cuando la pelota se fue a la casa vecina, donde vivían los Gorsky, y cuando estaba recogiendo la pelota, logró escuchar lo siguiente:

– ¡¿Sexo oral?! ¡¿Quieres sexo oral?! ¡Tendrás sexo oral cuando el chico del vecino se pasee por la luna!

Obviamente espero que los directivos de franquicia, le den más importancia a la relación con los franquiciados, antes que yo ponga un pie en la Luna, que aunque parece remoto…también se lo parecía a la Sra Gorsky antes de tener que cumplir su promesa… 😉

Bookmark and Share

Solo una reflexión

Leo en el blog de Greg Nathan una opinión estupenda relativa a la comunicación en una cadena de Franquicia que traduzco libremente:

“El líder de una cadena de franquicia espera ser escuchado, pero ciertamente sus acciones hablan más alto.

El fundador o el director de una cadena de franquicia que se sienta infeliz con las actitudes y comportamientos de quienes le rodean, quizá debiera mirarse al espejo.

Una nota para ser humilde y no querer emular a esos líderes en franquicia que “lo creen saber todo”

 

Bookmark and Share