El Blog de la Franquicia

Franquicia y Estafa

FranquiciaMientras “franquicia” y “blog de la franquicia” me han aportado 22 y 44 entradas en el blog los últimos 7 días, la expresión “estafa en franquicia” ha aportado..20 !!!!. Muchas me parecen…no sé si se trata de un interés especial de un usuario o de varios, pero si al menos puedo aportar como abogado algunas luces sobre la cuestión,…seguro que ayudaran:

  • Para que haya estafa debe haber “engaño previo” es decir, el pretendido franquiciador ya sabe que no le va a ir bien al franquiciado y que el único que gana es él.
  • Lo dicho también vale para cuando el franquiciador esta “conscientemente” basando el negocio de franquicia en un desarrollo financiero que apoya su viabilidad únicamente en el canon de entrada ( y siempre a con el añadido de que el franquiciado no gane, si es así, pero el franquiciado gana, auqnue gane poco tampoco es delito).
  • Todo lo dicho hasta la fecha sobre conflicto y franquicia sirve y forma parte del entorno de conflictividad en el que hay que centrar el tema.

La Franquicia no es como muchos piensan un campo abonado a la estafa. La Franquicia es un sistema de expansión que mal utilizado puede ser un elemento de apoyo en una estafa, pero en si misma no entraña nada malo, de la misma forma que un cenicero no es un objeto peligroso salvo que lo utilizemos para machacarle la cabeza a otro.

Con relativa frecuencia se producen situaciones de conflictividad en la franquicia en las que el franquiciado se siente “estafado”, seguramente porque sus expectativas, (creadas improcedentemente en el proceso de venta, semilla de todo conflicto), no se han visto cumplidas, o porque por diversas circunstancias su unidad no funciona ( mala ubicación, falta de cumplimiento de los procesos, falta de servicio,..).

Esto tal como hemos analizado previamente no constituye una “estafa penal”, ( aunque coincido que en algún caso tal vez lo sea moral), pero ello no es óbice para que uno acuda sin reparo y embaucado por los cantos de sirena del algún penalista avezado, desconocedor del sistema de franquicia, a una jurisdicción penal que raramente le va a dar la solución. Normalmente el juez penal archiva sistemáticamente tales denuncias o querellas con un simple argumento: no ser los hechos constitutivos de delito o falta.

FranquiciasEstafas en franquicia, hay muy pocas. No dar el servicio adecuado, no cumplir con determinadas obligaciones, o sencillamente ser un “idiota irresponsable” que se lanza a franquiciar sin conocimiento de lo que se lleva entre manos, o mal asesorado, (de lo segundo hay más que de lo primero) no son ningún delito. Ser idiota nunca fue delito, aunque tal vez debiera serlo en estos casos. Pero a fecha de hoy no lo es, esa es la realidad.

A Franquicidores irresponsables o incumplidores, negociación para reparar o mejorar, o procedimiento civil, que al final los franquiciadores están en el mercado y generan dinero , por lo que es obvio que pueden reparar los daños causados.

En estos casos muchas veces existen situaciones en las que “bajas rentabilidades”, ( producto en su mayoría de bajas inversiones o excesivo apalanacamiento financiero) producen situacíones de sensación de engaño, que un simple analisis objetivo de inicio hubiera detectado. Al final cuando uno compra un mercedes por 1000 euros no puede “sentirse estafado”, porque el motor no va .

Lo cierto es que todo el mundo tiene derecho sentirse a estafado con lo que le dé la gana, pero la estafa penal se basa en algo que difícilmente se encuentra en la franquicia cual es el engaño previo.

Y en cualquier caso los que ganan dinero como franquiciados (mucho o poco) que se olviden de “estafas” y que autocriticamente se pregunten si escogieron bien, si quisieron creer en algo imposible, o simplemente si no analizaron nada.

Hay que hacer los deberes. Los franquiciados deben analizar bien su importante decisión…antes!!! y los franquiciadores por descontando deben saber lo que hacen y cumplir sus promesas.

Bookmark and Share

Franquicia y Estafa

Mientras “franquicia” y “blog de la franquicia” me han aportado 22 y 44 entradas en el blog los últimos 7 días, la expresión “estafa en franquicia” ha aportado..20 !!!!. Muchas me parecen…no sé si se trata de un interés especial de un usuario o de varios, pero si al menos puedo aportar como abogado algunas luces sobre la cuestión,…seguro que ayudaran:

  • Para que haya estafa debe haber “engaño previo” es decir, el pretendido franquiciador ya sabe que no le va a ir bien al franquiciado y que el único que gana es él.
  • Lo dicho también vale para cuando el franquiciador esta “conscientemente” basando el negocio de franquicia en un desarrollo financiero que apoya su viabilidad únicamente en el canon de entrada ( y siempre a con el añadido de que el franquiciado no gane, si es así, pero el franquiciado gana, auqnue gane poco tampoco es delito).
  • Todo lo dicho hasta la fecha sobre conflicto y franquicia sirve y forma parte del entorno de conflictividad en el que hay que centrar el tema.

La Franquicia no es como muchos piensan un campo abonado a la estafa. La Franquicia es un sistema de expansión que mal utilizado puede ser un elemento de apoyo en una estafa, pero en si misma no entraña nada malo, de la misma forma que un cenicero no es un objeto peligroso salvo que lo utilizemos para machacarle la cabeza a otro.

Con relativa frecuencia se producen situaciones de conflictividad en la franquicia en las que el franquiciado se siente “estafado”, seguramente porque sus expectativas, (creadas improcedentemente en el proceso de venta, semilla de todo conflicto), no se han visto cumplidas, o porque por diversas circunstancias su unidad no funciona ( mala ubicación, falta de cumplimiento de los procesos, falta de servicio,..).

Esto tal como hemos analizado previamente no constituye una “estafa penal”, ( aunque coincido que en algún caso tal vez lo sea moral), pero ello no es óbice para que uno acuda sin reparo y embaucado por los cantos de sirena del algún penalista avezado, desconocedor del sistema de franquicia, a una jurisdicción penal que raramente le va a dar la solución. Normalmente el juez penal archiva sistemáticamente tales denuncias o querellas con un simple argumento: no ser los hechos constitutivos de delito o falta.

Estafas en franquicia, hay muy pocas. No dar el servicio adecuado, no cumplir con determinadas obligaciones, o sencillamente ser un “idiota irresponsable” que se lanza a franquiciar sin conocimiento de lo que se lleva entre manos, o mal asesorado, (de lo segundo hay más que de lo primero) no son ningún delito. Ser idiota nunca fue delito, aunque tal vez debiera serlo en estos casos. Pero a fecha de hoy no lo es, esa es la realidad.

A Franquicidores irresponsables o incumplidores, negociación para reparar o mejorar, o procedimiento civil, que al final los franquiciadores están en el mercado y generan dinero , por lo que es obvio que pueden reparar los daños causados.

En estos casos muchas veces existen situaciones en las que “bajas rentabilidades”, ( producto en su mayoría de bajas inversiones o excesivo apalanacamiento financiero) producen situacíones de sensación de engaño, que un simple analisis objetivo de inicio hubiera detectado. Al final cuando uno compra un mercedes por 1000 euros no puede “sentirse estafado”, porque el motor no va . 🙁

Lo cierto es que todo el mundo tiene derecho sentirse a estafado con lo que le dé la gana, pero la estafa penal se basa en algo que difícilmente se encuentra en la franquicia cual es el engaño previo.

Y en cualquier caso los que ganan dinero como franquiciados (mucho o poco) que se olviden de “estafas” y que autocriticamente se pregunten si escogieron bien, si quisieron creer en algo imposible, o simplemente si no analizaron nada.

Hay que hacer los deberes. Los franquiciados deben analizar bien su importante decisión…antes!!! y los franquiciadores por descontando deben saber lo que hacen y cumplir sus promesas.

Bookmark and Share

Franquicia: más sobre centros propios o franquiciados.

Conocida es por los seguidores del blog la polémica entre los que apostamos decidamente por centros franquiciados y pocos centros propios y por los que apuestan por una estructura de red fuertemente asentada en centros propios.

La ventaja financiera del primero de los casos para mi es indiscutible, ( tiene menos riesgo financiero la apertura de centros franquiciados y es más acorde con la lógica del servicio que debe prestar una central). De hecho como ya escribí hace unos meses sigo pensando que:

“A partir de un número determinado de Franquicias, esta claro que el negocio de central es dar servicio a cambio de royalties. Ese y no otro es el negocio de un franquiciador. El apalancamiento de centros propios muy propio de situaciones iniciales de emergencia está bien al principio, pero cuando el negocio es dar servicio, se esta creando una estructura para ello y el resto estorba.( por rentable que sea)”.

Los que opinan lo contrario basan esencialmente su argumentación en que mal servicio se puede dar al franquiciado si no se conoce la realidad de los centros propios. Pienso que para eso no hace falta tener “muchos” y no veo porque con “pocos” uno no puede saber de que va la cosa, ( sobretodo si es su creador).

Otro argumento de los partidarios de más centros propios es que así se da fiabilidad a la red de cara a los nuevos franquiciados: “si tengo muchos centros es que va bien y por lo tanto apuntate que esto” funciona.

Y ahí yo lo veo exactamente al revés: Dos de los inconvenientes más claros que tiene el franquiciado al entrar en una red son la pérdida de la independencia y la consecuente dependencia del sistema en cuanto a su éxito, ( más su trabajo claro está). Si eso es así, yo franquiciado, necesito estar muy seguro que me meto en una organización absolutamente orientada al franquiciado, orientada a dar servicio y que en consecuencia no tiene que preocuparse de atender a sus centros propios y de su rentabilidad, la rentabilidad que le preocupa es la de “sus unidades franquiciadas”.

En esta situación actual de crisis, muchos empiezan a desprenderse de centros propios con excusas innecesarias. Está bien hacerlo, en una época de falta de “cash” te capitalizas y bajas riesgo, ( que por cierto es lo que hay que hacer) y lanzas un mensaje claro a la red: “Señores, mi preocupación sóis vosotros, daros servicio y que ganéis dinero, porque sólo así lo podré ganar yo”

Así que los que estén deshaciéndose de centros propios que no se acomplejen por el “background” de una “mass media” del sector acostumbrada a hablar de “grandezas”. Deshacer posiciones de centros propios no es ninguna verguenza, es un acto inteligente que invita al observador externo y a los franquiciados a entender que la enseña es una organización orientada a dar servicio al franquiciado y no a quedarse con los mejores centros.

En cualquier caso me vuelvo a remitir al estudio “Starting your own business? Learn the characteristics of successful new franchises” que identificaba entre otros rasgos de las compañías franquiciadoras que sobreviven más allá de los 10 años el siguiente:

  1. los que sobreviven ponen el foco en el crecimiento a través de la franquicia y no en los centros propios. Este enfásis les da mejores beneficios en rapidez de expansión y en economías de escala en las compras, administración y distribución.
  2. A pesar de ello durante los dos primeros años abren más centros propios que franquiciados, y dejan de abrir centros propios a partir del sexto año. Esta estrategia les permite aprender mucho y luego trasladar el beneficio de ese aprendizaje al crecimiento en franquicia, dándoles a los franquiciados las ventajas que ello supone.
  3. Suelen gastar más tiempo y dinero en los programas de formación de franquiciados que el resto, dan más información en los manuales de operaciones, dan mucha asistencia financiera y de marketing y requieren más inversión del franquiciado en signos externos y equipo que el resto.
  4. Los franquiciadores que tienen royalties de publicidad altos y que venden “bienes” a sus franquiciados, sobreviven mucho menos que los que evitan éstas prácticas, que con frecuencia introducen problemas de relación, al depender el franquiciador de la compra del franquiciado, de estos bienes y productos.

Lo dicho franquicia es dar “buen servicio a los franquiciados a cambio de royalties”. Esa es la lógica del sistema de expansión en franquicia y trabajar en cualquier otra dirección es equivocarse.

Tags: , , ,

Bookmark and Share

Franquicia: aprender con sangre

En la fase de emergencia con frecuencia el error en la elección de los franquiciados se paga caro. Recientemente un franquiciador en esta fase y seguidor del blog, eligió muy mal su segunda unidad, tan mal que ha tenido que interponer con urgencia una demanda por competencia desleal con medidas cautelares incluidas contra el franquiciado porque este resolvió el contrato 1 mes y medio después de su firma alegando un incumplimiento ficticio y aprovechando todo el “know how” aprendido y herramientas de operaciones conseguidas.

Muy enfadado me comentaba que había aprendido la lección y que ahora entendía MUY BIEN los post del blog dedicados a la elección de franquiciados y que realmente la apertura le había aportado un dinero que ahora iba a volar a la velocidad del pleito interpuesto en cuestión y que encima tenía un problema del que preocuparse durante probablemente el próximo año y medio. Reconocía que la tensión de tesorería le había inclinado a la firma de un contrato, que repasando las comunicaciones y la relación con el franquiciado durante el proceso de venta ya se veía como iba acabar, de hecho me reconocía que él no me preguntaba nada porque sabía que si yo leía cualquiera de las comunicaciones entre ellos dos, le habría dicho que no firmase. En definitiva reconocía que se había engañado a él mismo.

Ahora conjuntamente nos centraremos en el discurso de las soluciones, (difícil en este caso, porque la inversión realizada es alta, y el ex franquiciado seguro va a apurar su competencia desleal hasta el final, salvo que el juez de lo mercantil decrete el cierre por competencia desleal en un par de meses), pero tal vez lo que éste franquiciador ha aprendido con sangre en su cuenta de explotación, debiera servir para que otros franquiciadores emergentes, tomasen nota de esta experiencia y de una vez por todas tomasen conciencia de que cada traje tiene su talla, y que una franquicia no es para cualquiera, hay perfiles.

Claro que hay cosas que no ayudan mucho, recientemente otro franquiciador emergente me decía para rebatir mi argumentación de selección de franquiciados que en un evento de franquicia un franquiciador “maduro” de prestigio en el mercado nacional le había recomendado que al inicio cogiese lo que fuera, que al principio un mono con un cheque SI era un franquiciado y que se dejase de tonterías.

No sé si se lo dijo mal porque era competidor, si lo cree, ( que me cuesta de creer a mi) o si sencillamente el franquiciador emergente se lo inventó o lo quiso entender así porque le convenía, la realidad es que mientras alguien que quiera franquiciar y empiece no tenga las cosas claras, nuestro sistema tendrá unos porcentajes de desastres de lanzamiento de franquicia que como hasta hoy ninguna consultora de franquicia ni la AEF van a tener interés en publicar.

La formación de franquiciadores como he comentado en alguna ocasión, ( bajo miradas de odio profundo) es un tema en el que absolutamente todo el mundo, todos ( franquiciadores, consultoras, AEF y administración publica), todos, están suspendidos y nadie hace absolutamente nada para remediarlo, lo que “en este aspecto” convierte a nuestro sistema de franquicia más en un Atapuerca 2.0 que en un sistema moderno, responsable y maduro

Es una pena, yo como siempre seguiré intentándolo y más este año con dos cursos nuevos, para que nadie más lo tenga que “aprender con sangre”.

Bookmark and Share