El Blog de la Franquicia
Frankizia
|

» Malas prácticas» que afectan a nuestra marca

Normalmente en los contratos de franquicia se suele establecer una obligación del franquiciado por la que se compromete a no actuar de tal modo que pueda perjudicar el buen nombre de la marca y del sistema de franquicia que está explotando.

Hay que tener presente que al final la imagen que transmitamos de nuestra marca afectará directamente a la lectura que haga el mercado de ella, por lo que, no únicamente hemos de realizar acciones para potenciar su notoriedad en el mercado, sino también velar para que no se produzca un uso abusivo e indebido de la misma por parte de nuestra red de franquiciados.

Por mi trabajo diario como abogada en asuntos de franquicia, trato diferentes conflictos que se generan entre franquiciador y franquiciado. Una de ellos es el uso indebido que puede realizar el franquiciado ( en algunos casos incluso exfranquiciados) de la marca que le ha cedido el Franquiciador y como afecta dicho uso negativamente tanto al Franquiciador como a los demás franquiciados de la red que están actuando correctamente.

Se pueden generar diferentes situaciones:

franquiciados que generan malas relaciones con proveedores dejando deudas importantes y realizando » malas prácticas» profesionales, franquiciados que prestan un mal servicio a su cliente final generándose las correspondientes quejas, exfranquiciados que actúan en nombre de la Central en determinadas operaciones, etc.

Son situaciones que aunque las realizan franquiciados » puntuales» y que al ser empresas independientes del franquiciador son responsables directamente de la explotación de su negocio, originan un efecto negativo respecto nuestra imagen de marca y por tanto, un boca-oreja nefasto. En estos casos, el mercado no hace la lectura de diferenciar si estas acciones las realiza un centro propio o un determinado centro franquiciado, sino que es la franquicia quién se ve afectada negativamente.

Para ello, es importante que nuestros franquiciados cuando se percaten de dichas «prácticas», tanto si les afectan directamente a ellos como si no, se lo comuniquen a la Central para que ésta actúe como proceda. En cualquier caso, esto no es corporativismo, es egoismo puro.

Tags:

2767 visualizaciones.

© elblogdelafranquicia. Diseñado por IndianWebs