El Blog de la Franquicia

La exclusividad en la franquicia: territorio y suministro

Cuando hablamos de exclusividad en la franquicia tenemos que tener muy presente la normativa comunitaria aplicable.

En alguna ocasión nos hemos referido al Reglamento Europeo 2.790/1999 relativo a determinadas categorías de acuerdos verticales para hacer referencia a las conclusiones esenciales del aprovisionamiento exclusivo en la franquicia.

Una cuestión a plantearse es si la obligación de suministro exclusivo que se impone a los franquiciados implica otorgarle a éste una zona de exclusividad territorial determinada.

Cuando nos referimos a la obligación de suministro exclusivo, el Reglamento establece ( no de forma muy clara, la verdad) la exención siguiente:

El Franquiciador hasta el quinto año de contrato puede obligar al Franquiciado a adquirir de él o del proveedor que homologue, el 100 % del producto. No obstante, a partir del quinto año dicha obligación únicamente lo puede ser respecto el 80 % del producto por lo que, el 20 % restante el franquiciado lo puede adquirir del proveedor que quiera.

No obstante, dicho límite a los cinco años tiene excepciones ( excepción de la excepción):

  • Si el local donde se desarrolla la actividad franquiciada es propiedad del Franquiciador.
  • En el supuesto de las Cadenas Franquiciadoras que ocupan una cuota de mercado igual o superior al 30 por ciento de su mercado de referencia.

Por lo que, en estos casos la obligación del 100 % de suministro pueden durar durante toda la vigencia del contrato, independientemente de su duración.

Posteriormente, y para una mejor interpretación de dicho Reglamento, se redactaron una Directivas relativas a las Restricciones Verticales. La 80 y 90 resultan clave para interpretar la relación entre el suministro exclusivo y la zona de exclusividad del franquiciado. A efectos prácticos, la conclusión que podemos extraer es la siguiente:

Si obligamos a nuestros franquiciados a proveerse del 100 % de los productos de nuestra Central o del proveedor que le indiquemos, les tendremos que dar una zona determinada de exclusividad para explotar la actividad, ya que en el supuesto contrario, estaríamos impediendo calcular nuestra cuota de mercado. Por lo que, en estos casos es necesario establecer una zona de exclusividad territorial en nuestro contrato de franquicia para que el franquiciado desarrolle la actividad.

En consecuencia, aunque la exclusividad territorial no se establece claramente en la normativa como un elemento esencial de la franquicia, visto lo anterior, lo más adecuado es considerar que forma parte de nuestro sistema de franquicia y es inherente a él. Resultará todo más fácil…

Tags:

(Visited 1.669 times, 1 visits today)

4 Respuestas a “La exclusividad en la franquicia: territorio y suministro”

1
Alberto Marella - 10/03/08
Como todos tus articulos, muy interesante.,
2
Mariano Alonso - 11/03/08
Carmen, me encantó el artículo pero me gustaría que aclararas un poco la relación entre dos conceptos geográficos: el de la propia zona de exclusiva que, potencialmente, puedes conceder a un franquiciado, con el ambiguo concepto de mercado de referencia al que se refiere la norma comunitaria y en el que debe establecerse la cuota del franquiciador. Muchas gracias.
3
Carme Setó - 11/03/08
Alberto, gracias por tu comentario y espero que los que vengan sigan siendo de tu interés. Un saludo
4
Carme Setó - 11/03/08
Mariano, en primer lugar agradecerte tu comentario en el post. En contestación a tu pregunta y para determinar si se infringen o no las normas de competencia de conformidad con la normativa europea hay que tener en cuenta el mercado de referencia de nuestra franquicia. Una vez definido dicho mercado de referencia, podremos calcular nuestra cuota de mercado. Para calcular la cuota de mercado entran en juego dos variantes del " mercado de referencia": - El mercado de producto de referencia: incluye todos los productos y/o servicios que se ofertan y que el consumidor considera intercambiables y sustituibles teniendo en cuenta sus características, su precio y su uso. - El mercado geográfico de referencia: incluye el territorio en el cual la Central quiere ofertar dichos productos y/o servicios. En este sentido, es importante delimitar el territorio o zona geográfica en el que actuaremos. De ello se puede interpretar que si no otorgamos un territorio determinado y exclusivo a nuestros franquiciados para ofertar dichos productos y/o servicios nos faltará un elemento necesario para calcular la cuota de mercado. En sentido contrario, si no podemos determinar nuestra cuota de mercado no podremos demostrar que cumplimos la exención prevista en el Reglamento europeo ( exención al artículo 81.1 del Tratado de Roma en el supuesto de que la cuota de mercado del proveedor, en nuestro caso el Franquiciador, no sea superior al 30 % del mercado de referencia), por lo que, nuestra actividad se podría considerar que restringe la competencia. Espero haberte aclarado un poco la cuestión aunque como ya indicabas en tu comentario, son conceptos bastante ambiguos y seguro que puede haber más y diferentes interpretaciones. Un saludo

Dejar una respuesta

Name (required)
Mail (will not be published) (required)

Your Comments: