El Blog de la Franquicia

Franquiciado: Socio o qué…?

Si hay algo con claridad que aporta cizaña y conflictividad a la relación de Franquicia es el mito establecido y alimentado por algunos equivocados (también hay inconscientes y malintencionados) que el Franquiciado es un socio.

Sin duda la Franquicia es un sistema asociativo entre empresas «INDEPENDIENTES» , y sin duda no se trata tampoco de una relación jerárquica, y desde luego deploro a los que erróneamente la entienden o asimilan a la de una empresa distribuidora cautiva, en la que el Franquiciado es sencillamente un obediente esclavo al servicio de una estrategia de producto , escrito eso ya en el lejano 2011  ( Emprendedor de nombre de apellido Franquiciado) quedo pues libre de sospecha.

Ahora bien, como todas las cosas que nos llevan a confusión, tienen su parte de verdad, y cuanto más verdad contienen, más nos llevan a confusión. Y ese es el caso cuando definimos al Franquiciado como SOCIO. Porque como miembro de una asociación de empresarios que explota una marca bajo unas reglas de servicio determinadas, se podría decir que es socio (tal vez asociado es mejor, aquí el término italiano para franquiciado,  afiliatti , ayuda) , pero lo cierto es, que aunque el Franquiciado puso su cuota de entrada en la asociación (Canon) y sin duda invirtió en SU negocio, la realidad es que no invirtió ni un simple céntimo en la empresa del Franquiciador, ni participó del enorme riesgo de su desarrollo en años anteriores al establecimiento del modelo de negocio que se franquicia, ni participa hoy de su riesgo empresarial, y tampoco está en el esfuerzo operacional que para la central de franquicia supone el desarrollo diario operacional de dar servicio a las unidades y anticiparse a sus problemas de futuro y en consecuencia el resultado «directo» de su negocio no depende en un futuro inmediato de eso.

Lo explico en muchas de mis sesiones formativas a Franquiciados nuevos de diferentes enseñas, en la relación de Franquicia cada uno tiene su papel, su rol, respetarlo es básico y no hacerlo fuente de desencuentros constantes, lastrando el sistema con una carga de esfuerzo importante es deshacer el entuerto, y perdiendo así lamentablemente tiempo para hacer crecer el sistema hacia el futuro de forma sana.

Como se describe en el libro de Michael Seid «Franchising for dummies» (pag 21) traduzco literalmente:

«En cierto sentido, no en el legal, Franquiciador y Franquiciado son socios, pues están en un acuerdo de negocio conjunto, cada parte tiene un rol y cada parte depende de la actividad de la otra. Pero, ¿ Son socios por igual ?.No

Cada socio tiene su papel en la relación y el éxito de la misma reside en la INTERDEPENDENCIA. Solo uno puede tomar las decisiones del sistema, y ese es el socio más veterano – el Franquiciador – . Como parte de esa asociación, el Franquiciador provee del «el sistema»  y el franquiciado de la inversión (de su unidad o negocio) y del trabajo en las operaciones diarias con el entusiasmo que hace viva a la marca. En los buenos sistemas de Franquicia , los socios dirimen sus desencuentros de forma individual y los comunes  a través de «Consejos de Franquiciados», pero es el Franquiciador a quien corresponde la decisión final «. (sic)

¿Cómo puede un socio «novato» dar lecciones a aquel que desarrolló el sistema y que conoce todos los errores que cometió para llegar a la solución final y que ya superó?. Incluso en este escenario, ¿Quién conoce mejor el mercado y el negocio para encontrar soluciones eficaces en el menor tiempo posible?. Son preguntas que nos ayudan a comprender porque la relación de Franquicia no es una relación de igualdad. El Franquiciado decidió disminuir su riesgo invirtiendo en soluciones testadas que le acortasen la curva de aprendizaje y en un trabajo previo de consolidación de marca por el que paga. Así que cuestionar el liderazgo de quién lo asumió de inicio como base de la relación, resulta llanamente querer cambiar las reglas del juego a media partida.

Algunos querrán ver en ese razonamiento, la base para imponer «comportamientos casi robóticos» y sentirse atados por una operativa que no comprenden o que ellos consideran que no funciona, olvidando que es la que ha dado base al sistema y en consecuencia es mucho más probable que ellos estén operando inadecuadamente, seguramente de forma inconsciente, por desconocimiento, entrenamiento no superado o inadecuado o sencillamente por no comprender los roles de la relación de Franquicia. A ellos les recomiendo la interesante lectura de » Who makes what decisions in a franchise?» .  El artículo aborda de una forma bastante reflexiva las áreas donde sin duda un franquiciado tiene capacidad de decisión de forma independiente ( en su propia estructura de personal y en la forma que se relaciona con ella, -aspecto de su negocio de vital importancia sin duda  -en su estructura societaria y en su organización financiera,)  y de forma tutelada por el franquiciador (marketing local). – este tema merece caldo aparte y de él hablamos otro dia.

Asi que en general, no se trata tanto de la «categoria» de socio o no, sino de una comprensión de las reglas básicas del sistema y del acuerdo al que se llegó: «Yo opero el negocio y tu me enseñas cómo». Si uno se centra en cumplir bien el «Cómo» los resultados siempre llegan porque al final eso es lo que es un sistema de Franquicia.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Sin Respuestas a “Franquiciado: Socio o qué…?”

Dejar una respuesta

You must be logged in to post a comment.