El Blog de la Franquicia

El Agente de Desarrollo

Esta figura de reciente creación en la Expansión internacional ofrece otras ventajas e inconvenientes que el MF. Por lo general la idea, (con sus múltiples variantes) es la de un socio dependiente jerarquicamente del franquiciador, mercantil o laboralmente, cuya misión es desarrollar el plan de negocio de éste en el nuevo territorio, actuando en su nombre; Es decir, se trata de un alter ego del franquiciador en territorio ajeno , que trabaja bajo su dirección, y cuya retribución es un mixto de fijo y variable por apertura.

Ventajas: El control de la situación lo mantiene el franquiciador, que es quien además corre con el riesgo de la expansión y en consecuencia quién se queda con la mayor parte del pastel del beneficio. Inconvenientes, si el AD no lo hace bien, sufre el franquiciador, aunque también lo puede cambiar puesto que es un dependiente de él.

En verdad la comparativa de las dos figuras resulta simple. MF: ningún riesgo financiero, gran riesgo de marca ante una mala elección de Masterfranquiciado con dificultades de cambio, y poco trozo del pastel del beneficio. AD: mucho riesgo financiero, (el franquiciador es quien afronta la expansión), el mejor trozo del pastel del beneficio, y poco riesgo de “descontrol” de la marca, porque la seguimos controlando nosotros y por lo tanto dependemos de nosotros mismos.

Ninguna de las dos es una figura ni buena ni mala para la expansión internacional, dependerá de las necesidades de la compañía y de su decisión estratégica…y al final cada uno cuenta la copla como le va….aunque todo puede ir bien si la figura del MF o del AD están bien escogidas, en base a unos criterios y unos objetivos claros y previamente definidos, es decir, pensados y estudiados…y lo contrario, pues  …sale mal.

Espero vuestros comentarios.

(Visited 23 times, 1 visits today)

2 Respuestas a “El Agente de Desarrollo”

1
Marco E. Vicente - 16/11/06
Me gustaría matizar, que si bien la figura del Agente de Desarrollo (AD) puede ser ventajosa inicialmente, ya que el riesgo económico de la expansión, queda acotado, frente a las múltiples acciones en publicidad, desarrollo e imagen de marca que desde el principio, lleva a cabo el Master Franquiciado (MF). Es decir, en el mejor de los casos, tenemos un AD que hace una excelente gestión, pero que pese a ello nunca puede sustituir o siquiera emular, la figura de un MF, ya que solo cumplirá con la parte del Plan de Negocio (PN) del MF, sin atender a los criterios restantes de una franquicia, tales y como son el incremento de ventas de la red o la mimética repetición de sistema de éxito o siquiera la completa aplicación del sistema de la Franquicia, por lo tanto ya existe como mínimo una divergencia, y como máximo un conflicto de intereses. Por otro lado, si lamentablemente la expansión va mal, si siquiera se podrá aprovechar el esfuerzo realizado en crear una imagen de marca, e incluso el mínimo impacto realizado, si se produce un cierre, provocará un deterioro de la imagen corporativa. Por ello debo, de nuevo, sentenciar, que el ahorro que se genera por el uso de un AD puede ser negativo ante el riesgo tan evidente de los daños que puede generar. El riesgo es mayor que el Beneficio.
2
Josan García - 16/11/06
Marco o quien quiera: ¿No se pueden minimizar esos riesgos mediante la adecuada formación del AD en la estrategia y modelo de negocio de la compañía? ¿ No corresponde al franquiciador si hay AD potenciar económicamente los esfuerzos necesarios en publicidad y marketing?. Si el AD no funciona, ¿no se puede cambiar puesto que es un dependiente del franquiciador? Es decir, sin cuestionar para nada la decisión estratégica de tu compañía, ni de tu franquiciador, creo que la decisión de AD o MF viene mediatizada por el background de cada compañía, de sus intereses en ese momento, y de la decisión de "management" que se tome, qué será, indudablemente artística.

Dejar una respuesta

Name (required)
Mail (will not be published) (required)

Your Comments: