El Blog de la Franquicia

La distancia entre el franquiciado y su oferta

 

Con frecuencia hablo en mis clases de los problemas que genera la ecuación de la satisfacción en el proceso de venta de una franquicia:

Satisfacción = Percepción –Expectativa

Y lo cierto es que evitar ese GAP tiene sus técnicas, basadas esencialmente en no llevar la expectativa a Finlandia para vender una franquicia.( cosa que se hace frecuentemente a pesar de los resultados desastrosos que origina)

Sin embargo, por estupendo que sea un proceso, por honradamente que esté configurado y real que sea su información y por claro que se haya sido…al final HAY UN GAP: El de la experiencia.

Por mucho que expliquemos y por discoverydays reales que desarrollemos, el dia a dia de una franquicia es algo que no se explica, se experiencia y eso solo sale de la realidad de uno, asi que siempre, siempre, siempre hay un GAP entre los que un candidato esperaba y lo que vive. Cuando ese GAP es malo ( peor de lo que se esperaba, – si es mejor, no suele haber problema -), el problema ya pasa a depender de la asistencia, la ayuda y el apoyo que se dé. Y ese si es el campo de la gestión de una cadena: la verdadera ayuda que se da al franquiciado cuando está dentro, y ese es el verdadero negocio de la franquicia y del que se debe ganar dinero. Asistencia a cambio de royalties.

En qué negocio estáis vosotros ?

Bookmark and Share

Los dichosos numeros del Registro de Franquiciadores

 

Parece imposible saber con certeza, a excepción de algunos franquiciadores honrados que los hay y conozco a unos cuantos, el número se unidades franquiciadas que tiene un franquiciador. Poco ha resuelto la normativa actual en este tema. Seguimos como antes, hay que dar la información al Registro bajo alguna pena impactante, pero silencio absoluto respecto a la veracidad de la información presentada.

Lo grave es que ya se toma como una costumbre, y parece asumirse la “exageración comercial” como algo “normal” cuando claramente no lo es, y si bien estoy dispuesto a discutir ( que no a admitir de entrada) que un candidato no tiene porque valorar mejor o peor una franquicia una desviación del 20 o 30 o 40 % del número de centros cuando se tienen unos cuantos…cuando se tienen pocos o se es emergente me temo que es difícil sostener dicha afirmación. En mi actividad profesional como abogado de franquicia he llegado a ver como quién tiene uno afirma en el Registro sin rubor 9 !!!!! y claramente eso afecta a la voluntad del candidato que valora, y al que se presiona para que fiorme en menos de seis dias, y claro luego por eso hay que verse en la Sala de un Tribunal donde los letrados del Franquiciador de turno afirman sin rubor,..que en fin…que tampoco se trata de una cuestión tan importante.

Si lo es.

En el fondo lo que transmite es la falta de conocimiento del mundo jurídico en general ( jueces y abogados) de los elementos claves de un negocio a valorar cuando se firma una franquicia; Y no me refiero a la mera enumeración de los mismos, sino al conocimiento de lo que significa cada uno de ellos y como conforma la voluntad del candidato. Probablemente es porque la ley no transmite eso, porque el propio legislador lo desconoce también, así que la raíz del problema no está en la ley y en quién la aplica…ni siquiera en el que hace la ley. El problema esta en quién como sector tiene la necesidad honesta de que se regule bien y ni protesta, ni presiona, ni influye para que se haga así.

Y sostengo que el franquiciador que crea que no le conviene la realidad exacta del número de unidades que tiene cada uno en el registro bajo sanción de “no franquiciar” u otras peores, no sabe lo que tiene entre manos.

La honestidad es lo que nos conviene a todos, lo demás…monsergas de malpagador.

Bookmark and Share

Franquiciar es una cuestión de actitud

 

Algo más allá de las start ups en estado de emergencia y del voluntarismo que se practica en ellas como sustitutivo de la falta de recursos y de los problemas que se presentan en esa fase, hay una segunda esfera en el sistema de franquicia que la constituyen aquellos franquiciadores que ya tienen un volumen ( 20 / 30 unidades) que se plantean salir de la difícil rentabilidad franquiciadora de esa fase ( no confundir con la rentabilidad de producto que esa ya he dicho que es otra cosa) y buscar u n sistema de franquicia consolidado.

En esa situación y con ese volumen de unidades, los recursos (sobretodo organizativos) ya no son tan escasos y la realidad es que el set de herramientas con las que uno puede contar para franquiciar parecen tener ya un cierto atisbo de completud. En esa fase mi experiencia demuestra que lo esencial para salir adelante, no son ni los recursos, ni que acompañen las ventas. Lo esencial es la “voluntad de ser”, es decir la voluntad de querer aprender cosas del sistema y mejorarlo, la voluntad de ser franquiciador de verdad y de tener unicamente el foco en el servicio que se le da al franquiciado, más allá de las ventas de producto ( que no nos engañemos, también son necesarias). Sobre la base de esa voluntad se puede construir cualquier cosa con pocos recursos y sin esa base y con muchos recursos los resultados suelen ser malos.

En el universo franquiciador español, existen muchos de esos franquiciadores, ( me atrevería a decir que la mayoría) y potencialmente son absolutamente desarrollables y rentables, pero en el asunto de las voluntades…ayyyy, demasiados planteamientos de autosuficiencia y expansiones pivotadas sobre la única idea de vender producto. A pesar de todo, la diferencia se halla sólo en la voluntad de “querer ser franquiciador”, así que la esperanza es buena.

Es un buen augurio para el 2011.

Bookmark and Share

Lo que me gustaría ver en el 2011. Carta a los Reyes

No creo que sea un ejercicio interesante “preveer” lo que va a pasar en franquicia durante este año que empieza, de hecho eso ya lo han hecho otros y yo simplemente lo he difundido a través de este blog en el post anterior.

Creo que va a ser más interesante y a mi criterio exponer lo que yo creo que queda por hacer y que estaría bien que de una manera más o menos completa se empezase a hacer este año o lo que es lo mismo “mi particular carta a los reyes”:

  • Las ideas surgen del conocimiento y a fecha de hoy en franquicia es poco y esta poco sistematizado, por ello si no se preveen programas de formación y esfuerzos en ellos el sistema seguirá siendo una especie de entelequia en la que todo crece y por eso se puede justificar todo, sin profundizar en : cierres y sus causas, problemas del tamaño de redes, gestión de franquiciados y redes, creaciones de Consejos de Franquiciados, programas especiales de financiación específica para franquicia, gestión de localización de locales, consecuencias de la mala gestión…ni otras muchas cosas.
  • Hay que trabajar en el deseo de influir politicamente en las leyes que nos afectan desde el sistema de franquicia. Hoy por hoy no somos nadie ni nada, sólo un pequeño elemento consultivo ( a través de la AEF o del Comité de expertos) que en consecuencia funciona a “reacción” no a iniciativa. No soy ajeno a que una de las claves de este problema es que no se sabe tampoco muy bien lo que se quiere como consecuencia del punto anterior, de hecho todavía encuentro opiniones que consideran durisima la reciente reforma de la regulación en Franquicia, cuando sigue siendo un elemento que no genera seguridad precisamente en el sistema cuando a fecha de hoy todavía no hay manera humana de saber con certeza cuantas unidades tiene una central a través del Registro de Franquiciadores, lo cual lo convierte en un coto cerrado a la imaginación del que declara sus unidades sin sanción clara de ningún tipo por la inexactitud de la información, ( no por su ausencia, que eso ya me parece lo mínimo).
  • Es necesario un cambio importante en las políticas comunicativas que deben de dejar de centrarse en la expansión para empezar a explicar cosas interesantes y diferenciadoras de su “gestión”.
  • Un giro importante en las politicas de las centrales que deben empezar a centrarse mucho más en la rentabilidad de las unidades y de las operaciones que en una expansión que hoy por hoy es débil y que difícilmente va a repuntar en el 2011, lo siento, ya sé que es un discurso que no gusta, pero la cantidad de inversión disponible en el mercado no deja de ver el “panorama de ventas” actual que es claramente incompatible con la mayoría de las inversiones, y ahí el cuento del autoempleo ya empieza a estar un poco gastado. Si mucha gente quiere autoempleo, pero probablemente o no dispone de la inversión para procurarselo, y si es así lo normal es que una reflexión responsable sobre las ventas ( si se le da desde la franquicia la información adecuada, renuncia a comentar la tontería que es inflar las ventas en el discurso comercial ) lleve directamente al “no, no invierto,” o ” esperaré un poco más”. Tampoco se puede empezar un trabajo de gestión, sin tener información sobre las unidades, ni formación sobre la gestión, porque entonces uno no es creíble cuando dice que hay que proyectar los esfuerzos sobre la gestión.
  • Las centrales de franquicia, mayoritariamente, son demasiado pequeñas para un “negocio” de volumen en consecuencia si no se alcanzan mayores tamaños los sistemas son demasiado débiles para el “tsunami” de ventas que todavía no ha pasado ( ni pasará a mi entender hasta el 2014). El camino esta en ser imaginativo y buscar fusiones con sinergías, basadas en el canje de participaciones y fusiones de equipos y centrales ( otro gran tema a estudiar), porque “cash” no hay.

 

A lo mejor es una carta a los Reyes muy larga, y seguramente no es para un año ( necesitaría de varios), pero sin duda con esos objetivos el sistema sería más maduro y más fuerte. En mi opinión claro !!!.

Bookmark and Share