El Blog de la Franquicia

¿Redes sociales y Franquicia ?

No sin cierto retraso, veo como empieza a suscitarse cierto debate y con él, cierto uso de las redes sociales en franquicia. Parece como siempre que existe un cierto miedo a lo desconocido que combina con ciertos saltos al vacío en su uso de forma inadecuada de aquellos conversos más recientes y por ello más inexpertos.

Lo primero que diré respecto a este tema es que las redes sociales no son una moda, han venido aquí para quedarse y proporcionar un nuevo entorno de relación, que no sustituye a ningún otro, y que permite la interrelación personal asíncrona, ajena a determinadas urgencias más “presenciales”.

La consecuencia es un nuevo espacio de comunicación que permite relaciones que sin él, dejarían de existir o serían sencillamente mucho más lejanas, ( mucha gente con la que me relaciono en redes sociales, por ejemplo mis compañeros CFE y consultores USA, no tendría casi relación conmigo ni yo con ellos si no fuese por la existencia de este nuevo canal), por lo tanto parece obvio la existencia de una utilidad, que en muchos casos trasciende a más allá de lo personal y empieza a penetrar en el mundo de las relaciones comerciales, en las de Franquicia también y con una utilidad clara:

– Mejorar la experiencia de los clientes en las unidades con un contacto permamente o simplemente fácil de ser encontrado.

– Mejorar la comunicación, transmitiendo de forma más completa ( multimedia) el trabajo de la franquicia en pro de sus clientes

– Generar contactos para expansión

– Mejorar la interrelación y la experiencia entre franquiciados ( soy consciente del pavor que despertará en algunos esta función).

Como muchos nuevos conversos a la tecnología no saben como se hace eso, prueban de otras maneras más a la antigua usanza, presionando sobre el cierre. La realidad es que entre los que aún no saben, ( y no son todos, porque hay gente que lo hace bien), se detectan ciertas prácticas “incorrectas” desde el punto de vista de la “netiquette” (normas de etiqueta en Internet), sobretodo y principalmente está algo tan obvio, como pretender generar de forma ílicita atención que no sabes generar licitamente.

El “Spam es Spam aquí y en Finlandia, facebook, tuenti o cualquiera otra red social” y sencillamente usar las redes sociales para en vez de generar atención entre los que te interesan con contenidos interesantes, usarlas para saturar a cualquiera que se te cruce o puedas agregar importunándole con tu oferta que nunca quiso, es sencillamente usar mal las redes sociales, lo cual por cierto no las hace malas.

En las redes sociales el que está es por que quiere, agrega a quién quiere, y es amigo de quien quiere, y eso no quiere decir que le puedas saturar su muro con ofertas constantes porque eso quiere decir simplemente que no has entendido nada. Las redes sociales están para compartir contenidos interesantes, para mostrarlos o hacerlos visibles y si de esa atención surge un interés que va más allá estupendo, pero hay unos normas antes de la venta, ( como en la vida normal), primero se es interesante, luego se cautiva la atención y por último el cliente te pide una oferta ( te pide). Hay quién empieza por el final, y así le va..y lo peor es que va dando argumentos pseudofalsos a los “luditas” para que denosten a troche y moche a las redes sociales como nuevo demonio maquinario del siglo XXI

Veo en franquiciadores “nuevos conversos” mucha de esta actividad, y creo que intrínsecamente es mala y les perjudica, y por sus resultados negativos, ( la gente aquí cuando se harta castiga!!!) puede llevarles al desprecio de una herramienta nueva, profundamente útil, cuando es bien usada.

Si no sabes aprende o que alguién te enseñe.No uses las redes sociales para spamear, que eso a la gente no le gusta y te bloquea o te borra…como en la vida real. Usálas como lo que son, nuevos canales de relación, que te permiten llegar más lejos y que se basan en que tengas una ventana, ( o muchas) para captar atención si eres interesante y de allí ya vendrá lo demás.

Bookmark and Share

17 edición del Curso de Técnicas de Venta en Franquicias en Lisboa

Después de 16 ediciones nacionales, parece que el interés por nuestro curso se ha extendido por la Península ibérica gracias a la iniciativa de Bruno Santos de Trema.

No puedo negar el indubable orgullo que siento no sólo por las ediciones realizadas hasta hoy, sino también por la estupenda acogida a nivel de satisfacción de alumnos que siempre ha tenido el curso. El reconocimiento que supone más allá de nuestras fronteras la petición de esta 17 edición cubre más que suficientemente el esfuerzo realizado durante estos 5 años por su creación y actualización constante de contenidos.

Contento por esta primera edición internacional del curso, no se me ocurre dejar de promocionar el evento entre los franquiciadores españoles que hasta ahora no hayan tenido oportunidad, puesto que el curso será en castellano, ( bien entendido en Portugal) y porque puede ser la oportunidad de pasar un fin de semana previo en la fantástica Ciudad de Lisboa.Aquí os dejo el programa en Portugués , y si estáis interesados contactar con (neus@g2a.es).

Bookmark and Share

La ilusión mató al candidato

En más de una ocasión hemos hablado en el blog de la importancia de escoger bien, de preguntarse como candidato a una franquicia, las cosas que uno se debe preguntar y lo cierto es que por lo general la gente no lo hace, a pesar de los resultados tremendamente nefastos a los que puede llevar. Esa ha sido hoy mi reflexión en el post de GoFranquicia, aunque quisiera extenderla un poco más.

¿Que hace que un candidato a franquiciado, que va a realizar probablemente la inversión más importante de su vida, la haga casi siempre sin consejo externo alguno y simplemente fiándose de las promesas de su vendedor?

La mayoría de las veces me contestan esos candidatos arrepentidos: “La ilusión”.

Al final la respuesta indica la falta de frialdad y de precisión a la hora de evaluar una opción de franquicia, como si el sentimiento ilusionante de pasar a ser emprendedor o empresario excusase un análisis métodico de una situación que implica unos cambios en la vida personal y profesional de una importancia vital.

Sinceramente no sé si es excusable o no, pero si que el hecho de “ilusionarse” puede ser la tumba de muchos candidatos. Ilusionarse si, pero sin dejar de tocar con los pies al suelo, simplemente porque el no hacerlo se paga demasiado caro.

Bookmark and Share

El ranking Franchisa 30, 2010

 Hoy volvemos a hablar del Ranking Franchisa 30, más de 11 años avalan esta gran idea  basada en un sencillo concepto: cuanto dinero es capaz de atraer un franquiciador en inversión franquiciada. Recientemente se han publicado los resultados del año 2010, y aprovechando esta circunstancia hemos tenido una charla de unos 12 minutos con Manel Casabó a través de wetoku, (esta fantástica plataforma que nos permite entrevistar audiovisualmente), en la que hemos hablado de las tendencias del mercado de adquisición de franquicias, de la pérdida de atracción de dinero para la inversión en unidades franquiciadas y hemos hablado de los “porqués”, porque obviamente algo se ha hecho mal, en este sentido hemos hablado de las franquicias NO PERENNES.

Si tenéis unos minutos, seguro que os será de utilidad, eso si, los de la Blackberry os vais a tener que conectar a algún PC porque si no va a ser complicado el visionado de la entrevista, que os recomiendo.

Espero que os guste y que aprendáis alguna cosa más sobre las tendencias del sector, gracias a este magnifico ranking que elabora Manel, referencia para muchos como yo por ejemplo.

PD: Podéis ver el analisis de Manel respecto al ranking de este año, en su blog

Bookmark and Share

La Curva de la experiencia y la Magia de la servucción

La enorme cola de gente esperando a comprar su bocadillo y su “artesanal método” son producto de mi visita a “Mont-blanc Medieval”

 

un evento de reciente tradición que seguramente ha ayudado a la economía de este pequeño pueblo de Catalunya.

El rollo?, es sencillo, aprovechando que dicen que por aquí San Jordi mató al famoso dragón, ( o era una araña?) dar motivo a un par de semanas en las que el pueblo en cuestión “muta” y se convierte en una ciudad medieval con todos sus aspectos, arlequines, juglares, artesanos queseros, cerveceros, frailes, caballeros, justas, damas…de todo un poco.

El caso es que la artesanía del chiringo de las “butifarras” en cuestión, me dió que pensar como opuesto a lo que es la producción en serie. Mientras miraba la larga cola esperando pacientemente ( bueno, a veces no tan pacientemente, sobretodo si ibas con niños) a que me tocara el turno de la butifarra, empecé a darle a la calculadora y haciendo números gordos, atiné a que el “empresario butifarrero quincenal” en cuestión podía vender en el mismo tiempo tres veces más butifarras cuanto menos y si la cola persistía,( que era de esperar a tenor de los desertores), literalmente hubiera sacado un buen tajo. Bastaba con que, aprovechando la “curva de la experiencia” de otros (salchicheros del fútbol por ejemplo, o el famoso Frankfurt Pedralbes de Barcelona) se hubiera pre-cocinado la mayoría de las butifarras que iba a servir y las hubiera mantenido en calor semi crudas para simplemente marcarlas al final,( dándoles entonces el toque artesanal deseado) a petición del cliente de la cola, que además se hubiera ido más encantado por el poco tiempo de espera. Igual al año próximo diría: “Pepita, vamos a tomar las butis donde el año pasado”.

La experiencia da dinero, y eso es lo que compra un franquiciado, curva de experiencia, de ahí que el que no la tenga, o no la tenga controlada no puede franquiciar. Se trata de ser eficiente para ganar dinero, se trata de trasladar las maravillas de la eficiencia del proceso industrial al mundo de los servicios (SERV-UCCION), procesándolo todo y haciendo que el cliente no perciba esta circunstancia, al contrario, pareciéndole con su toque final de cocción que aquello era “lo artesanal de toda la vida”.

 

Naturalmente hay quién vende de todo, pero ser franquiciador es eso, aprovechar la curva de la experiencia, usando la Magia de la Servucción.

Pues en eso pensé yo el sábado en Montblanc mientras disfrutaba de un día Medieval en familia.

Bookmark and Share