El Blog de la Franquicia

¿ Es adhesivo el contrato de franquicia?

Resultado de la praxis y bajo la dirección directa de Josan, en G2a hemos elaborado un tipo de contrato de franquicia que contiene dos partes claramente diferenciadas. Por un lado, las condiciones generales que tienen como principal objetivo proteger el modelo de negocio que hemos desarrollado desde la Central, por lo que, dichas cláusulas no pueden ser negociables estableciendo un régimen común para todos los franquiciados, y por otro, las condiciones particulares que sí pueden someterse a negociación singular con el franquiciado porque no afecta directamente al modelo de negocio ( por ejemplo, por un tema claro de comercialidad no se le puede cobrar el mismo canon de entrada a quién va a abrir cuatro franquicias en un año que al que va a abrir una).

Por la propia naturaleza del contrato de franquicia suele ser bastante habitual, y en la práctica en algún procedimiento arbitral o judicial nos hemos encontrado ante dicha situación, que frente a una resolución del contrato de franquicia el franquiciado afirme a través de su asesor legal que el contrato de franquicia es adhesivo al amparo de la normativa sobre Condiciones Generales de la Contratación ( LCGC). Es decir, que el contrato no se puede negociar al ser cláusulas impuestas por una de las partes ( el franquiciador), por lo que, el consentimiento de la otra (el franquiciado) no es libre.

Independientemente de valorar si es aplicable al contrato de franquicia dicha normativa que en su esencia se aplicará a la relación entre empresarios y consumidores, lo cierto es que el franquiciado de forma previa a adquirir un modelo de franquicia, ha estado plenamente informado al menos veinte días antes a la firma del contrato, de los elementos esenciales que debe contener el mismo según el artículo 62 de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista para elegir libremente si quiere adquirir o no dicho modelo de negocio. Por lo que, conoce previamente y esencialmente lo que va a firmar ( sobretodo si el franquiciador lo ha hecho bien).

Normalmente, los argumentos para considerar que el contrato de franquicia es de adhesión se fundamentan en que no se da opción al franquiciado a negociar o a modificar las cláusulas del contrato que se le presentó a la firma, habiendo de elegir entre adherirse a la red con ese contrato, o bien no formar parte de la franquicia.

Pero lo cierto, es que dichas argumentaciones nada tienen que ver con la esencia del contrato de franquicia. En realidad, nos encontramos con un franquiciador que ha desarrollado unos conocimientos técnicos que los cede al franquiciado a cambio de una contraprestación económica. Para ello, debe tener un legítimo control sobre su modelo de negocio y debe velar para que éste sea esencialmente idéntico dónde quiera que se encuentre.

Como hemos comentado en alguna ocasión, lo importante es que las condiciones generales del contrato protegan nuestro sistema de franquicia y tengan una lógica equilibrada. Por lo que, los contratos que “penen” excesivamente al ” franquiciado” y quieran proteger al ” franquiciador”, se convierten con el tiempo en una “fuente inagotable de problemas”. Buen fin de semana a todos.

(Visited 735 times, 1 visits today)

3 Respuestas a “¿ Es adhesivo el contrato de franquicia?”

1
ELOY RUIZ - 26/04/08
Carme, me gusta el enfoque que has dado al artículo, sobre todo porque la práctica de los Tribunales (mal llamada jurisprudencia) refleja que el franquiciado (en esos momentos prospector) ha podido elegir entre las innumerables marcas que existen en el mercado, es decir NO SE VE OBLIGADO DE NINGÚN MODO A ADQUIRIR O UTILIZAR EL SERVICIO QUE LE PRESTA LA FRANQUICIA. Además, como bien dices, está extrapolando una legislación dirigida a consumo a una parcela que yo entiendo RESERVADA AL DERECHO MERCANTIL, el ya franquiciado no puede ser considerado bajo ningún concepto CONSUMIDOR, el franquiciado es empresario, y si se le ha informado debidamente, NO HAY CONTRATO DE ADHESION. Por otra parte, uno de los errores de "bulto" que suelen cometer los compañeros que defienden a los franquiciados es CONSIDERAR A PRIORI QUE TOSOS LOS CONTRATOS QUE FIRMA LA FRANQUICIA SON IGUALES. Craso error, pues normalmente, y sin que los franquiciados lo sepan entre si, se suelen pactar -por zona, por futuro volumen de negocio previsto, por el interés de la franquicia de abrir, o no, más establecimientos, incluso por simpatía o por la propia situación económica o personal del en ese momento prospector- condiciones distintas para muchos de ellos. Pero incluso en el caso de que los contratos fueran iguales NO OLVIDEMOS QUE SE CONTRATA UN MODELO DE NEGOCIO UNIFORME, UN SABER HACER que no necesita, por tanto, diferenciar entre franquiciados, es decir, se vende a todos lo mismo. Por último, en cuanto a las protecciones que la franquicia dispone en su contrato, SIEMPRE EXISTE LA CAPACIDAD DEL JUZGADOR DE MODERARLA, pero no la de anularlas, TENIENDO EN CUENTA QUE LA CLAUSULA DE NO CONCURRENCIA SE TIENE SIEMPRE POR BUENA (que bonito es pretender, una vez se conoce el oficio, descolgar los carteles la franquicia con la excusa de que no te aporta nada, para colgar los propios y desarrollar el modelo de negocio que te ha enseñado el franquiciador, GRATIS TOTAL). Como siempre, Carme, encantado de leerte. Eloy Ruiz Herrero Abogado Adjunto a Presidencia GRUPO 90 INMOBILIARIAS
2
Carme Setó - 28/04/08
Gracias Eloy por tu comentario y encantada de que hayas contribuido en el post con tu experiencia. Espero que te animes a escribir más comentarios en un futuro. Un abrazo y hasta pronto
3
Serge Gros - 06/05/08
Por primera vez, el comentario no se puede mandar desde tu página. Así que te felicito por la presentación Anglosajona del contrato de Franquicia. Si te interesa, te enseñare algún día el contrato de Franquicia JEAN LOUIS DAVID que hicé en el año 1989 y que siguó vigente en todos los países hasta el año pasado que los que lo llevan ahora lo cambiaron. Tiene: INDICE: que no lo he visto en todos los contratos. DICCIONARIO: para explicar todos los términos que se utilizan en el cuerpo del contrato donde aparecerán en negrita cuando se correspondan a la definición. CONDICIONES GENERALES: Que no se pueden mover. CONDICIONES ESPECIALES: Que precisan el funcionamiento de las generales. ANEXOS: Que se refieren a las especiales pero especifican caso a caso. Cuando empecé en España con este contrato, muchos abogados y/o asesores de candidatos no lo veían claro (??????)

Dejar una respuesta

Name (required)
Mail (will not be published) (required)

Your Comments: